El grupo francés Havas compra Anaya para conquistar la edición electrónica y educativa

La operación, pendiente de aprobación oficial, cuesta 33.300 millones de pesetas

El grupo francés de edición y comunicación Havas se propone ampliar y conquistar ante todo el mercado de la edición electrónica y educativa española una vez que formalice la compra de la totalidad del grupo español Anaya. Así lo hizo saber ayer en Madrid el presidente y director general de la empresa francesa, Eric Licoys. Si la operación, que tiene un coste de 33.300 millones de pesetas, se lleva a cabo, quedará constituida una de las mayores plataformas editoriales comunitarias. Havas es el primer grupo de la edición en Francia y Anaya ocupa el segundo lugar en el campo editorial español.

Tras el acuerdo firmado el jueves con Germán Sanchez Ruipérez, fundador y principal accionista (un 63,5%) del Grupo Anaya por que el que se ha comprometido a vender a los franceses todas sus acciones ya sólo queda el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores para que prospere la oferta pública de acciones (OPA) que ha lanzado Havas "de forma amistosa" por el 100% del capital de la empresa española. La aprobación por parte de la CNMV se da como segura ya que cuenta con el apoyo previo del consejo de administración y del actual equipo directivo de Anaya.La oferta del grupo francés ha sido de 8.666 pesetas por acción, 2.266 pesetas por encima del precio que tenía la acción el jueves en Bolsa (6.400). Es decir, recibe una prima del 35%. En desembolso teórico, suponiendo que todos los accionistas acudieran a la oferta, se eleva a casi 35.000 millones. No obstante, hay que descontar las acciones de autocartera que tiene la compañía española. Así, el coste total asciende a 33.300, según aseguró Havas.

El grupo francés, que pertenece a la editorial multinacional Vivendi (antigua Generale des Eaux), está considerado entre los primeros grupos editores de Francia (con firmas como Nathan, Larousse, Bordas, Masson, Laffont, Pocket, entre otras) Es también el primer distribuidor de libros en Europa y líder en ediciones multimedia, información profesional y publicidad. Anaya se encuentra entre los primeros grupos editoriales españoles y es principalmente activo en la edición escolar y de referencia.

"Pretendemos constituirnos en un grupo europeo de ediciones escolares, educativas y multimedia de referencia", dijo Licoys. "Y esto sólo se puede hacer con un grupo muy potente que llegue a asentarse en un mercado cada vez más global". Para el presidente de Havas grupos potentes editoriales son Bertelsmann y Pearson con los que no pueden competir en cifras totales de negocio y actividades "pero a los que podemos ganar en dos universos lingüísticos- el español y el francés- distintos al hasta ahora dominante, el inglés".

Oficio de editor

Los directivos de Havas, que ayer explicaron en Madrid el alcance económico y cultural de la operación, manifestaron su deseo de que Sánchez Ruipérez, alejado en los últimos tiempos del cuartel general de Anaya en Madrid, acepte el cargo de presidente honorífico de Anaya. Los mismos directivos añadieron que por el momento no han pensado en introducir cambios en el equipo directivo del grupo editor español. La decisión de adquirir Anaya se ha debido, según los directivos de Havas, "a que compartimos la misma opinión del oficio de editor. Por eso la transición empresarial se hará sin que se produzcan choques y sin tocar la identidad de la compañía española".El presidente de Havas insistió en que no van a estar presentes en todos los sectores de la edición y destacó que entre los proyectos más inmediatos figuran unos programas multimedia para la enseñanza de las lenguas y libros destinados al sector preescolar.

Si los mayores recursos se van a volcar a partir de ahora en la edición electrónica y educativa ¿en qué van a quedar entonces los sellos de Anaya más directamente relacionados con la creación literaria de ficción o no ficción como Alianza, Cátedra, Pirámide, Tecnos o la propia Siruela, en la que Anaya tiene un 45%? Bertrand Éveno, presidente de Larousse-Bordas, buque insignia editorial de Havas, hizo "profesión de fe en la cultura escrita y en la literatura de autor"..."pero esto no significa que tengamos que estar presentes en todos los sectores de la creación literaria", señaló."Creemos sobre todo en la edición de obras pedagógicas y de conocimiento, de cómo cambiar y aprender y en todo lo referente a la educación. Nuestra filosofía del grupo no es desarrollar la creación literaria, aunque respetaremos lo que existe".

Otro de los pilares en los que quiere apoyarse el grupo francés al adquirir Anaya es el de invadir de productos culturales el mercado hispanoamericano. "Vamos a extendernos muy pronto con proyectos muy concretos en ese ámbito y para ello nos vamos a apoyar en otras sociedades que tiene Sánchez Ruipérez en países como Argentina y otros". Admite el presidente de Havas que no han tenido hasta ahora tanto éxito en España como en Hispanoamérica y pone el ejemplo de la venta del diccionario Petit Larousse que en México alcanzó 400.000 ejemplares de venta y en España tan sólo llegó a 40.000. El presidente del Grupo Havas, que ya tenía presencia española, entre otros proyectos a través de Larousse (desde 1912) y de Doyma (grupo de revistas médicas en el que participa al 50% con Bertelsmann) asegura que el desembarco en Anaya no significa que vayan a introducirse también en los medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales. "La compra de Anaya es una operación puntual que no lleva aparejadas otras compras". Otros proyectos como los de la televisión digital en los que estaba embarcada Anaya serán estudiados por los nuevos dueños "pero no existe una posición al respecto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de septiembre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50