Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre muere apuñalado por la espalda en presencia de su novia

Una puñalada en la espalda acabó en la madrugada del sábado con la vida de Ricardo Moya Cassé, viudo de 36 años y natural de Linares (Jaén). La agresión ocurrió en la Vía Carpetana de Carabanchel Bajo a la una de la madrugada, en un parque situado frente a la calle de Laguna. La víctima iba acompañada por su compañera sentimental, Mercedes, de 30 años.Según la versión facilitada por la Jefatura Superior de Policía, el agresor y la víctima, que se conocían, discutieron en el interior de un bar. El supuesto homicida salía con una amiga de la novia del fallecido. Los agentes ignoraban ayer el origen de la discusión que acabó en tragedia. Algunos vecinos mantenían que la pelea se inició porque Ricardo Moya se negó a dar un cigarrillo a su agresor, por lo que fue empujado por éste contra un coche y recibió un fuerte golpe en el cráneo; luego le apuñaló en la región lumbar izquierda. Murió en el hospital Gómez Ulla a las dos de la madrugada.

MÁS INFORMACIÓN

PASA A LA PÁGINA 3

Otra agresión en Leganés

La policía busca a un conocido delincuente de Carabanchel como autor del crimen

Por otra parte, un vecino de Leganés, Jacob A. L., de 16 años, resultó herido grave al negarse a dar el dinero que llevaba a dos personas que se lo exigieron la madrugada del sábado, informa Francisco Javier Barroso.Los atracadores sacaron una navaja y le apuñalaron. Ninguno de los cuatro jóvenes que acompañaban a la víctima resultó lesionado, según informó la Jefatura Superior de Policía.

Los hechos ocurrieron sobre las dos de la madrugada en la avenida del Doctor Martín Vegué, en el centro de la localidad.

Los dos asaltantes pararon el ciclomotor en el que viajaban junto al grupo de amigos. Se bajaron del mismo y pidieron el dinero a los cinco jóvenes. Los chavales no se lo dieron, lo que provocó el ataque con navaja de los delincuentes, que hirieran a Jacob.

Los amigos del herido llamaron a la policía y ésta avisó al 061 del Insalud. Los médicos de una UVI móvil trasladaron al menor al hospital Severo Ochoa, del municipio, donde ingresó con pronóstico grave. Jacob sufría herida inciso contusa en el abdomen que le afectó al hígado y al duodeno. Un parte médico facilitado por el centro hospitalario en la tarde de ayer señalaba que su estado era estacionario y que su pronóstico seguía siendo grave.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de septiembre de 1998

Más información