Reportaje:

La polémica por la compra de Enersis divide a los políticos y empresarios de Chile

La querella criminal presentada por la fiscalía chilena contra los ex responsables de la alianza Enersis-Endesa, sellada en agosto de 1997, ha dividido a la clase política y empresarial del país. Los mejores bufetes de abogados de Chile afilan sus armas legales en uno y otro bando. El presidente de Endesa, Rodolfo Martín Villa, se desplazará a Chile en los próximos días para testificar en el caso que la Superintendencia de Valores sigue contra el ex directivo de Enersis Eduardo Gardella. Mientras, el Juzgado del Crimen número 33 de Santiago está a punto de iniciar diligencias.

Ex ministros, ex directivos de empresas públicas, los mejores abogados del país, ex senadores y diputados en activo se enfrentan en Chile a cuenta de lo que se denominó el negocio del siglo XX y la prensa ha rebautizado como la querella del siglo XXI: la compra por 200.000 millones de pesetas por parte de la eléctrica española Endesa del 32% de Enersis, el mayor grupo eléctrico de Latinoamérica. Hasta el presidente de Chile, Eduardo Frei, se ha visto inmerso en el caso.El pasado 13 de julio -poco antes de que la fiscalía chilena presentara la querella- y arropado por su ministro de Hacienda, Eduardo Aninat, Frei se entrevistó con el presidente de la empresa española, Rodolfo Martín Villa, ex vicepresidente de Gobierno en la época de UCD. Aunque ni Frei ni Martín Villa dieron detalles de la reunión, se da por seguro que ambos trataron el caso Enersis.

La polémica, que ha culminado con la presentación de una querella criminal del Consejo de Defensa del Estado, se desató cuando se supo que Endesa pagó por sus acciones a los gestores y dueños del 0,06% de Enersis un precio 750 veces superior al que pagó al resto de accionistas, conocidos como chisperos y propietarios del 99% del capital en venta.

Tras siete meses de investigaciones, la fiscalía chilena decidió interponer una querella criminal contra los directivos de Enersis más beneficiados por la operación: José Yuraszeck -considerado un hombre de confianza del general Augusto Pinochet- y sus colaboradores Marcos Zybelberg, Luis Fernando Mackenna, Eduardo Gardella, Arsenio Molina y Marcelo Brito. En la querella, una frase: "Y los demás responsables de la operación", ha puesto un nudo en la garganta de los directivos españoles de Endesa, que compró Enersis -y que defiende la absoluta transparencia de la operación- y del Banco Santander Investment, que asesoró toda la operación.

La batalla legal recién iniciada ya tiene sus protagonistas. Dos pesos pesados de la abogacía chilena, Pablo Rodríguez y Hugo Rivera, se encargan de la defensa del grupo de ex gestores que encabeza Yuraszeck. Frente a ellos, una correosa oponente, la presidenta del Consejo de Defensa del Estado, Clara Szczaranski, que actúa en nombre del Estado.

Alineados con las tesis de la fiscalía chilena, pero en el ámbito de lo privado, trabajan el ex presidente de la fiscalía Luis Bates, que asesora las demandas civiles presentadas contra Enersis y Endesa por otro accionista de Enersis, Manuel Cruzat (CB Fondos Mutuos), y el bufete de abogados Grasty, Majlis y Compañía, que asegura representar a cuatro centenares de pequeños accionistas de Enersis y que prepara otra querella contra los ex gestores de Enersis y contra los responsables españoles de la operación.

Otro nombre de un conocido político aparece también en la polémica: el ex senador de Renovación Nacional (RN) y precandidato a la presidencia Sebastián Reina. Éste también vendió sus acciones de Enersis a Endesa a un precio superior al del resto de accionistas tras cuestionar la operación. Endesa asegura que la compra fue legal. Para que no falte nada en el caso, en la causa que se sigue contra Gardella, sancionado junto con Yuraszeck y su grupo por la Superintendencia de Valores, actuará como perito el ex ministro del Gobierno militar y ex presidente del Banco Central Sergio de la Cuadra. Será en esta causa en la que Martín Villa declarará como testigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de agosto de 1998.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50