Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

El Yangtzé y el yuan

Hace ya cuatro semanas que el "río largo" está loco. Cuatro semanas desde que la crecida del Yangtzé ha provocado su desbordamiento y ha asolado la China central. Ha sido necesario volar los diques para impedir que las aguas aneguen las ciudades. (...) Según las autoridades, las inundaciones han producido al menos 2.000 muertos. Sin duda están muy lejos de las terribles pérdidas de las inundaciones de 1954, pero por la amplitud de la población afectada -más de 240 millones de personas- y de la superficie sumergida (...), la crecida de 1998 del Yangtzé constituye una de las mayores catástrofes naturales de China en los últimos veinte años. Dicha catástrofe va a tener repercusiones en el crecimiento del país y en su capacidad para mantener el tipo de cambio del yuan, cuyo impacto se está haciendo sentir en toda Asia. (...) Las lluvias y las inundaciones no son una sorpresa en esta bella región del corazón de la China agrícola. En Pekín se ha abierto el debate. (...) Es, ante todo un debate entre chinos y nada puede, por tanto, justificar el silencio absoluto que imponen las autoridades sobre algunos aspectos del desastre. (...) A los corresponsales extranjeros se les prohíbe ir a los lugares más afectados. Incluso en Pekín, los medios de comunicación oficiales dan muy poca información. Si no se puede responsabilizar a las autoridades de los caprichos de la meteorología, tienen, sin embargo, el deber de informar sobre un acontecimiento cuyas consecuencias se hacen sentir más allá de las fronteras de China. París, 12 de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de agosto de 1998