Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cascos dispara las dudas sobre su continuidad en el Gobierno al confirmar que deja la cúpula del PP

El vicepresidente Francisco Álvarez Cascos aclaró ayer, por medio de portavoces autorizados, que tiene intención de dejar la secretaría general del PP, pero no el Gobierno. Sólo se irá del Gabinete si José María Aznar se lo pide. Desmentía así los rumores del supuesto ultimátum que le habría dado al jefe del Ejecutivo al sentirse relegado del primer plano de la escena política. Sin embargo, en el PP se han desatado las especulaciones y se duda de que Cascos pueda tener encaje en el equipo de "centro liberal" que quiere Aznar.

MÁS INFORMACIÓN

El presidente del Gobierno, José María Aznar, pretende imprimir una nueva imagen a su formación política para intentar ganar con mayoría absoluta las próximas elecciones. Francisco Álvarez Cascos no estaría en ese proyecto y, como él mismo ha anticipado, en el próximo congreso del PP dejará la secretaría general. Su intención, sin embargo, es seguir en el Gobierno. Junto a esta aclaración, fuentes del partido admitían ayer que la imagen de derecha dura que transmite Cascos choca con el objetivo de Aznar de que se visualice ya desde septiembre el giro del PP. Las especulaciones sobre el futuro de Cascos se han desatado cuando el vicepresidente primero pasa unos días de vacaciones. Desde su gabinete han salido a apagar el fuego recordando unas antiguas declaraciones suyas en las que anunciaba que su intención era dejar paso a la renovación del partido y seguir en el Ejecutivo "el tiempo que quiera el presidente". Ningún dirigente del Gobierno o del PP contactado ayer aprecia indicios de que Aznar ya no desee su colaboración, aunque sí consta que el presidente está inquieto por la evolución de la crisis del PP en Asturias que ha tenido a Cascos como protagonista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de agosto de 1998

Más información

  • El vicepresidente quiere seguir en el Ejecutivo