Cartas al director
i

América Latina

Excelente noticia la que nos ha proporcionado EL PAÍS el pasado domingo: desde hace casi tres años se viene gestando en América Latina una alternativa al neoliberalismo en el subcontinente.Ya era hora de que comenzara a plasmarse una iniciativa como ésta, especialmente si se tiene en cuenta que la apoyan varias decenas de dirigentes políticos de centro y de izquierda, además de intelectuales y hombres inquietos por el futuro latinoamericano, de los principales países de la región.

El plan, que pretende, nada más ni nada menos, que "descargar a la izquierda de viejos dogmas y dotarla de nuevas herramientas contra el neoliberalismo", según lo apuntado en EL PAÍS, es absolutamente imprescindible para un subcontinente asolado todavía por las plagas de la impunidad, la aplicación masiva de fórmulas de capitalismo salvaje, con todo lo que ello supone desde el punto de vista social, la desigualdad más sangrante entre sus ciudadanos y, por mencionar algunos parámetros, la pervivencia de sistemas democráticos decididamente "vigilados".

Es de desear que esta iniciativa cuente con el apoyo, por ejemplo, de la Internacional Socialista, y en España del partido socialista, entre otras instancias, para que se pueda abrir, realmente, un sólido camino de esperanza en un subcontinente demasiado castigado por quienes representan intereses más que turbios, disfrazados muchas veces bajo posturas pseudorreligiosas, ideológicas, culturales e incluso solidarias.

También es de esperar que esta propuesta enlace, de alguna manera, con la visión de uno de los principales protagonistas de la emancipación latinoamericana, el venezolano Simón Bolívar, quien hace nada menos que casi dos siglos afirmó que el destino en libertad de los países americanos pasaba por su unión y que lo contrario supondría la dominación externa.

El siglo XX ha constituido un buen ejemplo de las proféticas palabras de Bolívar en cuanto a la realidad latinoamericana. Esperemos que el XXI, y sobre todo a partir de esta novedosa experiencia, ofrezca un poco de luz en sentido contrario.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de agosto de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50