El PP considera que es "el momento adecuado" para recuperar La Salve

El Partido Popular (PP) de San Sebastián emplazó ayer al alcalde, el socialista Odón Elorza, a que explique las razones por las que se mantiene un año más la suspensión de la comitiva cívico-religiosa de La Salve, sobre la que los integrantes del gobierno local tripartito (PSE, EA y PNV) acordaron el pasado lunes no hacer causa de enfrentamiento partidista. Por el contrario, la portavoz popular en el consistorio donostiarra, María José Usandizaga, manifestó ayer: "Es el momento adecuado para recuperar una tradición que habíamos entendido que se suspendía provisionalmente con el fin de no distorsionar las fiestas". Los concejales populares estiman que esta argumentación no es válida "a la vista del programa festivo que han organizado HB y el entorno del MLNV" durante la Semana Grande, en alusión a las concentraciones, manifestaciones y movilizaciones casi diarias que la izquierda abertzale quiere celebrar durante las fiestas donostiarras. Los ediles populares consideran que no celebrar la comitiva de autoridades del 14 de agosto representa una "cesión" a los violentos y, en último término, mantienen: "No puede calificarse de normalidad un estado de cosas en el que ellos hacen lo que quieren y nosotros no podemos siquiera asistir a un acto tradicional". El desfile de La Salve ha sido en numerosas ocasiones aprovechado por los radicales para causar incidentes. La petición de los populares llega cuando más delicada es la situación en que se hallan sus ediles en toda la comunidad autónoma. Los socios del tripartito se reunieron el pasado lunes en la Comisión de Seguimiento del acuerdo de gobierno y acordaron no convertir la procesión en motivo de discordia para evitar la crisis que se produjo el año pasado, cuando el PNV instó a Elorza a que tomará él solo la decisión sobre la celebración o suspensión de la comitiva, mientras que EA defendía públicamente su desarrollo. El alcalde, acorralado por sus socios de gobierno, decidió hacer un sondeo entre 50 notables de la ciudad antes de anunciar la suspensión tras obtener la adhesión peneuvista. El desfile de autoridades entre la Casa Consistorial y la basílica de Santa María se celebró hasta 1994 bajo la presidencia del lehendakari, José Antonio Ardanza. Un año más tarde, Elorza anunció su suspensión para evitar las agresiones e incidentes. Además, alegó que resultaba "anacrónico" que unos representantes públicos participaran en un acto religioso. Aquella decisión fue respaldada por PNV, HB e IU, mientras que PP y EA votaron en contra. La controversia sobre la participación municipal en la comitiva está plagada de paradojas, pues nunca se ha cuestionado el desfile que se celebra con el mismo recorrido 24 horas más tarde, el día 15, y en el que suelen participar numerosos corporativos del PP, EA y PNV, además de algunos ediles socialistas. La comitiva realiza igual trayecto en otras dos fechas del calendario: el 20 de enero, día de San Sebastián, y el 8 de septiembre, festividad de la Virgen del Coro, patrona de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de agosto de 1998.

Lo más visto en...

Top 50