Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desactivado un explosivo en la sede de la Cope en Barcelona

Artificieros de la Policía Nacional desactivaron ayer un artefacto que se hallaba en el falso techo de los lavabos de la cadena Cope, en Barcelona, situada en el número 297 de la Avenida Diagonal. Pasadas las 11 de la mañana, una voz masculina que decía hablar en nombre del GRAPO llamó a la emisora para alertar de la existencia de la bomba en el edificio, sin precisar su situación exacta, y aseguró que estallaría en el plazo de 10 minutos.La delegación del Gobierno en Cataluña no quiso pronunciarse ayer sobre la autoría del "intento de atentado", aunque algunas fuentes restaron credibilidad a la voz anónima que reivindicó telefónicamente la acción en nombre de la banda terrorista GRAPO. La Policía científica analizaba ayer las características y composición del artefacto, así como las huellas dactilares que había tomado en las instalaciones de la emisora.

No era la primera vez que el edificio tenía que ser desalojado a causa de una amenaza de bomba, por lo que la veintena de trabajadores que se hallaban en el interior y que tuvieron que abandonar el inmueble creyeron en un principio que se trataba de una falsa alarma, según explicó el director de la emisora, Jordi Jordà. Sin embargo, en seguida los empleados empezaron a sospechar que en esta ocasión "la amenaza iba en serio", ya que la telefonista que atendió a la llamada anónima explicó que 15 minutos antes, un hombre de mediana edad, que llevaba una gorra, había acudido a la emisora para informarse de la programación y fue al baño situado en la entrada del edificio. En el interior del falso techo de este lavabo fue encontrado el artefacto por los efectivos policiales, que procedieron a su neutralización.

Además de desalojar a todos los vecinos del inmueble en el que está la delegación de la Cope, la policía acordonó la zona y cortó el tráfico de las calles Diagonal y Aragó. Las emisoras de la cadena (Cope, Miramar y Cadena Musical) no pudieron transmitir su programación local, que empieza al mediodía, y se mantuvieron conectadas con la programación nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de agosto de 1998