Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad común utilizará nuevas tecnologías en Internet y las pondrá a disposición de otras empresas

El acuerdo alcanzado entre BT (con 124.700 empleados e ingresos de 3,7 billones de pesetas al año) y AT&T (128.000 trabajadores y una facturación de 7,8 billones) es el último movimiento en el cambiante sector de las telecomunicaciones, marcado en los últimos tiempos por la rápida evolución de las tecnologías y la necesidad de conseguir clientes multinacionales que amorticen las inversiones.La empresa conjunta espera ingresar la nada despreciable cifra de 10.000 millones de dólares en su primer año y, según las previsiones, su facturación crecerá a un ritmo del 15% gracias al boyante negocio de las comunicaciones empresariales. Los beneficios previstos son 1.000 millones de dólares (150.000 millones de pesetas), con un ritmo de crecimiento del 15% al 20% anual.

La iniciativa constituye una amenaza para otros grupos multinacionales como Global One (France Tèlècom, Deutsche Telekom y Sprint, de EEUU), que ayer saludó el acuerdo afirmando, a través de un portavoz, que la nueva alianza confirma lo acertado de su estrategia.

La nueva empresa considera prioritarias las siguientes áreas:

Transmisión de voz y datos para empresas. Proveerá de servicios de transmisión en todo el mundo a empresas e instituciones con tecnología basada en Internet. La nueva sociedad buscará distribuidores de sus productos en cada país. Los ingresos esperados por estos servicios son 3.500 millones de dólares (525.000 millones de pesetas) en el primer año.

Servicios especiales para empresas punteras. Desarrollará una red específica para satisfacer las necesidades de grandes multinacionales de la banca, el petróleo y las tecnologías de la información. Espera contar con una cartera inicial de 250 clientes y una facturación de 450.000 millones de pesetas.

Alquiler de la red. AT&T y BT podrán su red a disposición de otros operadores y empresas para que puedan transmitir a través de ella datos, voz e imágenes. Los nuevos socios cuentan ya con red en 52 países y tienen 6.000 centrales de transmisión instaladas en 1.000 ciudades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de julio de 1998