Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton y Blair aceptan juzgar el "caso Lockerbie" en un país neutral

Estados Unidos y el Reino Unido parecen dispuestos a que el juicio del caso Lockerbie sea organizado en un país neutral, probablemente en Holanda. El primer ministro británico, Tony Blair, confirmó ayer en la Cámara de los Comunes su disponibilidad a considerar que el proceso de los dos agentes libios sospechosos del atentado contra un avión de la compañía estadounidense Pan Am, que causó 259 muertos en Lockerbie (Escocia) en 1988, se desarrolle en un tercer país, con la condición de que sea compatible con las leyes escocesas."Siempre hemos dicho que desearíamos que el juicio se celebrase en Escocia o Estados Unidos. Pero, ante la parálisis provocada por la negativa de Libia a entregar a los dos sospechosos, estamos dispuestos a estudiar soluciones alternativas", declaró Blair, quien agregó haber mantenido contactos con el presidente norteamericano, Bill Clinton, y el primer ministro holandés, Wim Kok, para resolver la cuestión.

El Gobierno norteamericano ha confirmado también su deseo de encontrar una solución satisfactoria para todos. La secretaria de Estado, Madeleine Albright, ha mantenido una reunión con los familiares de las víctimas para sugerirles la conveniencia de que el juicio tenga lugar en un país neutral. El Gobierno holandés admitió ayer la existencia de "contactos preliminares" con el Reino Unido y Estados Unidos.

Británicos y estadounidenses habían exigido hasta ahora que el proceso contra los dos presuntos responsables del atentado tuviera lugar en Escocia o EEUU, tal como estipuló una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU en 1992. Sin embargo, Libia se ha negado en rotundo a esa exigencia.

Libia apeló ante el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, argumentando que Washington y Londres actuaban "fuera de la ley" al reclamar que el proceso se celebrara en sus respectivos países, y que le correspondía el derecho de juzgar a los dos agentes en Libia. El Tribunal Internacional de Justicia aceptó en febrero la demanda libia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de julio de 1998