Familiares de dirigentes del PP fueron contratados en un centro de la UNED promovido por Tomey

Francisco Tomey, senador del PP y presidente de la Diputación de Guadalajara, investigado por un presunto delito de falsedad continuada en documento público que afecta a 3.500 millones de pesetas de esa institución, impulsó el pasado verano el montaje precipitado de un centro de la Universidad a Distancia (UNED) en esa provincia y en el que han acabado trabajando este año, como profesores tutores, una decena de familiares de dirigentes del partido.El director del centro, Luis Rodríguez Motiño, reconoce que tanto desde la Diputación como desde el Ayuntamiento, que también gobiernan los populares, se apresuró su creación de manera improvisada e inadecuada, lo que facilitó, entre otras irregularidades, que personas del entorno del partido obtuvieran ventaja para obtener puestos.

El PSOE acaba de completar, con la ayuda de la información oficial que ha remitido el Gobierno central del PP a sus diputados y senadores, la investigación sobre esa presunta actuación irregular de Tomey en la creación del centro de la UNED en Guadalajara. La operación se fraguó durante el verano pasado, en agosto, y con urgencia para justificar la celeridad en los trámites burocráticos. El 10 de julio de 1997 la UNED aprobó montar el centro de Guadalajara; una semana más tarde nombró a su director y el día 18 de agosto éste convocó con urgencia, a través de los medios de comunicación locales, 34 plazas para profesores tutores interinos. La convocatoria se cerró el día 5 de septiembre. Tomey se autopropuso y fue nombrado en esas fechas presidente del Patronato que gestiona la filial de la UNED.

Las instituciones locales que promovieron y alentaron durante años esta iniciativa -la Diputación, que preside Tomey y que donó los locales, y el Ayuntamiento, que gobierna José María Bris- presionaron al director para que el curso comenzara como fuera ese mes de octubre y para que no resolviera la convocatoria de las plazas por concurso de méritos, sino directamente, a dedo.

El director señala ahora que admitir ese reto fue su error. Sacó el concurso, pero el Patronato delegó únicamente en él, experto en matemáticas, la "responsabilidad" de efectuar la selección. El curso empezó así en octubre pasado para algunas materias de las siete carreras programadas, casi sin muebles ni libros ni profesores suficientes para los 1.000 matriculados. La inauguración oficial del curso, del centro y la provisión pública de las 70 plazas necesarias de todos los tutores se ratificó el 11 de febrero de este año, es decir seis meses después de establecerse la urgencia inexcusable del procedimiento. Entre los nombres de los tutores que el PSOE cita como vinculados al PP se encuentran Alfonso Martínez, cuñado del vicepresidente de la Diputación, Antonio López; Leonor Celorio Méndez, esposa del diputado regional del PP Pedro Fernández, ex vicepresidente de la Diputación; Ana Moncayola, esposa del director provincial de Agricultura; Rosario Baldominos, asesora del director provincial de Educación, y María Pilar Villaverde Embid, hija del director del periódico Nueva Alcarria, del que es accionista el propio Tomey.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS