Un agente herido en Castellón en unas prácticas con explosivos

Un agente de la Guardia Civil, Javier R. I., de 26 años, sufrió ayer a mediodía heridas graves al estallar los explosivos con los que practicaba en la cantera de La Magdalena, en Castellón, según fuentes del cuerpo. Una ambulancia del SAMU, acompañada por una patrulla de guardias civiles, trasladó a la víctima al Hospital La Fe de Valencia. Los médicos -que anoche calificaban su estado de "muy grave"- le han diagnosticado fracturas en la clavícula y dos costillas, además de graves daños provocados por la metralla en ambos ojos que podrían hacerle perder la vista. "Ha sufrido los efectos de la onda expansiva, la pólvora y la metralla", afirmaban los médicos. Tras una primera atención en la unidad de quemados fue operado por el equipo de oftalmología La detonación se produjo "de manera fortuita", según la Guardia Civil. El agente estaba manipulando petardos fumígeros en la cantera, en un ejercicio práctico junto a otros compañeros del Equipo de Desactivación de Explosivos (EDEX). El herido -casado y con una hija- pertenece a la Comandancia de Segovia, pero formaba parte de los refuerzos estivales destinados a la Comunidad Valenciana para colaborar en la Operación Verano.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS