Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

FOBIA A UN APELLIDO

El presidente colombiano Ernesto Samper relató días pasados que hace unos años casi le "sacan a patadas" cuando intentó visitar la Casa Gardeliana de Medellín. Allí es dónde se rinde culto al cantante de tangos Carlos Gardel, fallecido en esa ciudad hace 63 años en un accidente de aviación. "A mí me pusieron Ernesto Samper por Ernesto Samper Mendoza, que era el piloto que llevaba a Gardel cuando sufrió el accidente en Medellín y lamentablemente murió", dijo el gobernante colombiano. Cuando traté de ir a la Casa Gardeliana "casi me sacan a patadas porque me dijeron que yo daba mala suerte", contó Samper en una entrevista a la Radio Cadena Nacional (RCN), en la que señaló que ésa era su "relación tormentosa con Gardel".- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998