Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Etxegarate es ya el único escollo del eje de carreteras que une Lisboa con París

El puerto de Etxegarate es desde ayer el único tramo que resta para la conversión del eje Lisboa-Madrid-París en una carretera desdoblada de cuatro carriles, una vez abiertos al tráfico el nudo viario de Alsasua y el desdoblamiento de la carretera Nacional 1 entre Ziordia, en el límite de Álava y Navarra, y la localidad navarra de Olazagutía. Hasta 17.000 vehículos diarios se beneficiarán de la variante de Alsasua, inaugurada ayer.

El nudo de Alsasua, el mayor construido en Navarra, fue inaugurado ayer por el presidente del ejecutivo foral navarro, Miguel Sanz, en un acto al que asistió el diputado general de Álava, Félix Ormazábal. En total, se han destinado 4.600 millones de pesetas de presupuesto para construir 17 kilómetros de nuevos viales que culminan la autovía entre Vitoria y Pamplona, iniciada en 1991. De ellos, 13,7 kilómetros corresponden al nudo de enlace de la autovía Vitoria-Pamplona con la N-1, un complejo entramado de ingeniería con quince puentes y conexiones a tres niveles que combinan una fórmula clásica de scalextric con un novedoso aporte estético: 18.000 metros cuadrados de murales y dibujos coloristas que tienen su continuidad en iluminaciones distintas para cada ruta y en vallas, barandillas, medianas y puentes pintados de diversos colores. Así, además de contar con paisajes y esculturas, todos los viales de la N-1 tendrán iluminación azul; roja los correspondientes a la autovía de Sakana en dirección Pamplona, y azules los enlaces en una ruta que en los últimos ocho años ha aumentado su tráfico en un 40%. El alcalde de Alsasua, José Miguel Aguirrebengoa, se congratuló ayer por el compromiso adquirido por las Diputaciones guipuzcoana y navarra para que el desdoblamiento de Extegarate puerto esté concluido en el año 2002. Los siete kilómetros de tramo navarro del puerto, cuyo proyecto de construcción está ya redactado y espera recibir el visto bueno medioambiental, costarán 4.500 millones de pesetas y se adjudicarán este año, mientras que las obras en la parte guipuzcoana tienen un presupuesto de 10.000 millones. El tercer tramo de ese proyecto, el relativo al propio puerto, estará adjudicado este año y se iniciará en el próximo otoño. El actual trazado se usará como vial exclusivo en dirección Guipúzcoa-Navarra y se construirá una nueva carretera en sentido contrario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de junio de 1998

Más información

  • Inaugurado el nudo viario de Alsasua