Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPERCUSIONES DE LA CRISIS ASIÁTICA

Corea cerrará 55 empresas por las medidas que impone el FMI

El Comité de Supervisión Financiera de Corea del Sur difundió ayer un listado de 55 empresas que se verán obligadas a cerrar como parte del programa de reestructuración acordado para recibir las ayudas del Fondo Monetario Internacional (FMI).En esta selección de entidades se incluyen 20 firmas pertenecientes a los cinco principales grupos surcoreanos "chaebols" como Hyundai, Samsung, Daewoo, LG y SK y fue encomendada a un grupo de bancos acreedores que examinaron un total de 313 empresas de las que finalmente fueron elegidas esas 55 que deberán cerrar su actividad.

Bae Chang Byung, director del Banco Comercial y portavoz de las entidades acreedoras, dijo que los criterios para escoger las empresas que deben ser liquidadas incluyeron su potencial para pagar deudas y su viabilidad para generar beneficios. Las entidades financieras suspenderán sus créditos a las empresas que se verán obligadas a cerrar.

Fuentes del Gobierno surcoreano compararon el cierre de las empresas a un barco en peligro cuyo capitán se ve obligado a pedir a unos cuantos que abandonen la nave para pueda garantizarse la supervivencia de la mayoría de los que viajan en el barco.

Según el Comité de Supervisión Financiera, el anuncio de ayer inicia una nueva etapa en la que se producirá una "reestructuración financiera a fondo". En medio de una de las peores crisis económicas de su historia en el mes de noviembre pasado el Gobierno de Corea acudió al Fondo Monetario Internacional (FMI) para pedir una ayuda récord en créditos por un montante de 58.000 millones de dólares ( unos 8,7 billones de pesetas) para poder salvar el difícil momento.

El FMI a cambio de esas ayudas financieras exigió una drásticas reformas en el sector industrial y financiero que están en camino de producirse, según fuentes del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de junio de 1998