El concejal Santiburcio tiende puentes para dialogar con las entidades vecinales

Cuatro horas de reunión y el arbitraje de la teniente de alcalde de Iniciativa per Catalunya, Eulàlia Vintró, no bastaron para disipar los resquemores que enfrentan a la Coordinadora de Entidades de Nou Barris con el concejal del distrito, el socialista Antoni Santiburcio. El último episodio de Prosperitat que dio lugar en las últimas semanas a un intercambio de ácidas críticas entre el edil y el dirigente vecinal Andrés Naya enrareció aún más las ya difíciles relaciones entre un sector del movimiento asociativo y el distrito. El encuentro había sido convocado para mejorar la relación y por eso las partes no escatimaron tiempo: hasta el filo de la medianoche estuvieron hablando el concejal de distrito, la teniente de alcalde y los miembros de la multitudinaria delegación vecinal, integrada por unas cuarenta personas. Al térmico del encuentro, sin embargo, el portavoz de la coordinadora lamentó que Santiburcio se hubiera reafirmado en todas las declaraciones efectuadas a la prensa sobre el conflicto originado por el traslado de un escenario sin permiso municipal. Santiburcio, por su parte, destacó "el buen clima de diálogo" en el que se desarrolló la reunión. El desbloqueo del Consejo Consultivo de Entidades propuesto por el distrito puede ser una herramienta útil para facilitar un canal de participación que ayude a recuperar la fluidez de trato entre el distrito y los vecinos de Nou Barris.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de junio de 1998.