Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sobreseída la querella contra un artículo de Gil Calvo

La Audiencia de Madrid considera que no cabe tildar de "gratuitos o arbitrarios" los "juicios de valor" que virtió el columnista Enrique Gil Calvo en un artículo de opinión que publicó en EL PAÍS sobre el papel de Telefónica en "la llamada guerra digital". La Audiencia ha confirmado el sobreseimiento de la querella por injurias presentada por Telefónica contra el columnista.Dicha empresa consideró injurioso que Gil Calvo la mencionara como "una empresa filibustera con patente de corso extendida por Moncloa" para actuar en beneficio de quien ocupa el poder. El tribunal no asume la "interpretación, meramente literalista" que el querellante otorga a esas expresiones, máxime porque fueron traídas a colación "con motivo de una pugna político-económica de notable interés público", en un contexto amparado "por el derecho fundamental a la libertad de expresión".

"Las opiniones y juicios de valor que se vierten en el texto", subraya la Audiencia, "no pueden tildarse de arbitrarias o gratuitas, ni decirse tampoco que carezcan de todo fundamento", pues se trata "de una forma de enfocar el problema que coincide con el criterio de un sector importante de la sociedad y que se remiten a unos datos empíricos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de junio de 1998