Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MATEMÁTICAS: APLICACIONES

Los métodos basados en análisis científicos invaden el mundo financiero

Los agentes de bolsa tradicionales se fiaban de su intuición o se apoyaban en parámetros como la progresión de los resultados, las perspectivas del mercado o la calidad de los equipos directivos de las empresas. Hoy, las decisiones financieras se apoyan en métodos científicos y estadísticos muy complejos como el trend following (seguimiento de tendencias). El 15% de los alumnos de las grandes escuelas científicas se orienta hoy hacia las finanzas. Matemáticos, físicos, incluso ecólogos, frecuentan las salas de venta o trabajan en la elaboración de nuevos productos financieros o de instrumentos de gestión e inversión. Las teorías matemáticas utilizadas para analizar las tendencias de los mercados y deducir previsiones a menudo fueron elaboradas en un principio por la necesidad de investigaciones fundamentales totalmente ajenas a las finanzas.Las matemáticas colonizan el mundo de la bolsa y de las finanzas. Para analizar las tendencias de los mercados, los banqueros ya recurren a métodos basados en teorías tan complejas como la del caos o el movimiento browniano y cada vez con más frecuencia reclutan personal en los laboratorios y en las universidades.

Apostar

Sus estudios les destinaban más bien a construir presas, a diseñar nuevos modelos de cohetes, a estudiar el movimiento de los astros o a enseñar física o matemáticas en las facultades. En cambio, dedican su jornada a especular sobre el dólar, a apostar sobre la evolución de los tipos de interés, a jugar al alza o a la baja una determinada acción en bolsa.En París, la mayoría de los grandes bancos ha elegido poner a antiguos alumnos de la Escuela Politécnica al frente de sus divisiones de mercados de capitales. A estos actores sobre el terreno se añaden los investigadores de las finanzas modernas que, en los bancos, idean nuevos productos o técnicas de gestión y de inversión o, más arriba todavía dentro del proceso de producción, realizan en las universidades trabajos matemáticos de vanguardia dirigidos a encontrar una aplicación en los mercados financieros. Signo de los tiempos, desde hace unos años los matemáticos de las finanzas se llevan los premios Nobel de economía (Markowitz, Miller y Sharpe en 1990, Merton, Scholes y Black en 1997) por no poder lograr los premios Nobel de finanzas o de matemáticas que no existen.

"Las finanzas se han convertido en un sector de punta: como en la informática y la ingeniería genética, el aspecto científico de su orientación es una de las razones de los beneficios", señala Nicolas Bouleau, matemático. ¿Cómo se ha llegado a este punto? ¿Cómo se ha pasado en pocas décadas de un mercado de bolsistas de medio pelo más o menos enterados, a unos mercados financieros inundados de matemáticas, poblados de ingenieros para quienes la teoría de la probabilidad, las estadísticas, el establecimiento de modelos, las optimizaciones, la ley de Gauss, las integrales estocásticas, los movimientos brownianos y los procesos aleatorios no tienen secretos?

Explicar

Las finanzas tradicionales "son fundamentalmente descriptivas, con una base contable e institucional", explica Robert Goffin, profesor de la Sorbona. "Las finanzas modernas tienen un objetivo diferente: quieren explicar los fenómenos financieros e indicar las mejores decisiones financieras a tomar para gestionar las empresas y las cuentas. El método empleado es cuantitativo: descansa en la creación de modelos que permiten la utilización de un lenguaje científico, razonamientos deductivos y verificaciones empíricas".

Por lo general, los especialistas sitúan los inicios de las finanzas modernas en los años sesenta o setenta, en el momento en que la escuela económica universitaria estadounidense se interesó por el tratamiento científico del cálculo de riesgos, el establecimiento de modelos para las cotizaciones bursátiles y el cálculo de la esperanza de ganancias a través de razonamientos de probabilidades fundamentados en la teoría de los juegos y del casino. En esa época también aparecieron los nuevos conceptos que permitieron el desarrollo de los productos llamados derivados opciones, contratos a plazo) que recurrían a matemáticas avanzadas y que hoy ocupan un lugar considerable en el universo de los mercados financieros (su valor supera los 20.000 millones de dólares, 3 billones de pesetas.

"Al igual que ocurre de forma recurrente en la historia de las ciencias", señala Bouleau, "los conceptos útiles para la gestión de lo que se denominan los nuevos productos financieros, o productos derivados, los proporcionaron las matemáticas, mientras que en su origen fueron elaborados para el estudio de fenómenos totalmente diferentes: agitación térmica, movimiento browniano, análisis espectral de las señales o filtración de ruidos".

Por poner sólo un ejemplo, los ingenieros de las finanzas aplicaron a la evolución de las fluctuaciones de las divisas, de los tipos y de las acciones los trabajos realizados sobre el movimiento browniano de una partícula de polen en el aire, movimiento demostrado por el botanista Brown, sistematizado en 1906 por Einstein y Smoluchovski y sometido luego a experimentación por Jean Perrin y Léon Brillouin.Por lo tanto, hoy las matemáticas han colonizado por completo los mercados financieros. Es imposible evitar las ecuaciones complejas, los cálculos de integrales y de derivadas cuando se abre un manual de finanzas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de junio de 1998