Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXPOSICIONES

Una muestra ofrece dos siglos de carteles taurinos

A sus 40 años, Begoña Torres González es especialista del cartel taurino. Doctora en antropología, ha dedicado su tesis a este tema. El museo nacional de dicha ciencia ha recurrido a su erudición para montar la exposición El cartel taurino: quites entre sol y sombra, que reúne 115 carteles, realizados entre 1822 y 1950.

El cartel taurino ha adoptado diferentes estilos a través de la historia de la lidia, que representa desde hace siglos un eje de ocio fundamental en España. Esta mujer, directora además del Museo Romántico, se lo sabe todo. Recta, plantada en sus dos pies, analiza como un guía una pieza de 1882 donde está escrito "el rey, que dios guarde...", de formato horizontal en blanco y negro. "Los carteles sin dibujos son los más antiguos y forman el primer bloque de la muestra. Son una mina de datos antropológicos sobre la situación política, las costumbres de la gente y la evolución de la fiesta. En el siglo pasado, los españoles éramos un poco burdos", explica, y muestra un ejemplar de 1822 en el cual se prohíbe al público "tirar perros en la plaza de toros".

El segundo bloque de la muestra, el más grande, está consagrado al cartel ilustrado, que aparece a partir de 1891 con las nuevas tecnologías. A medida que ha pasado el tiempo, este tipo de anuncios se ha ido convirtiendo en obras de arte. En esta exposición aparecen los nombres de los más ilustres cartelistas taurinos, como C. Ruano Llopis, considerado como el mejor de la época de oro de este arte (1923-1931) con Roberto Domingo. Durante estos ocho años se instauran las claves y las características del cartel tal como existe ahora. También se crean escuelas. En el registro del humor, Joaquín Teruella es el protagonista indiscutible. Este talentoso artista pertenece al mismo periodo.

El cartel taurino: quites entre sol y sombra, hasta el 26 de julio. Museo Nacional de Antropología (avenida de Juan de Herrera, 2; metro Ciudad Universitaria). Entrada gratuita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 1998