Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro países promueven el «espacio europeo universitario»

La Universidad de la Sorbona en París sirvió ayer de marco para una nueva iniciativa destinada a la reconstrucción del «espacio universitario europeo». Los ministros de Educación de Reino Unido, Alemania, Italia y Francia decidieron impulsar «la emergencia de un contexto legal que permita la equiparación de diplomas y programas, así como a facilitar la movilidad de los estudiantes y su empleabilidad ».Para que sea posible, la británica Tessa-Ann Blackstone, el alemán Jurgen Rutters, el italiano Luigi Berlinguer y el francés Claude Allègre se comprometieron a favorecer la eclosión de «un espacio europeo de la enseñanza superior en el que puedan entrar en interacción las identidades nacionales y los intereses comunes, reforzándose las unas y los otros en provecho de Europa, de sus estudiantes y sus ciudadanos». Los cuatros ministros precisaron que deseaban que otros países de la UE y de Europa se sumasen a su iniciativa.

«Con el euro en pie la Europa económica, la de los banqueros, pero ahora queremos construir la Europa política y para ello lo mejor es hacer antes una Europa de la ciencia, de la cultura y de la educación», dijo Claude Allègre.

La primera medida concreta de esa voluntad de colaboración nace de una valoración del programa de becas Erasmus. En 1998-99 serán 189.000 estudiantes y 31.000 profesores los beneficiarios de unas becas que se consideran muy reducidas, máxime cuando el número de estudiantes universitarios en la Europa comunitaria supera los 11 millones. Los cuatro países se han comprometido en aumentar su aportación en un 15%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de mayo de 1998