Catorce palestinos heridos por balas de soldados israelíes en el Día de Jerusalén

Catorce trabajadores palestinos, vecinos de Belén, resultaron ayer heridos por los disparos efectuados por soldados israelíes que les impidieron el acceso a la Ciudad Santa. Allí se celebraba, entre grandes medidas de seguridad, un gran desfile militar con el se conmemoró el Día de Jerusalén, fecha en la que Israel recuerda todos los años la conquista y anexión de la parte árabe de ciudad en 1967, en el transcurso de la Guerra de los Seis Días.

Los incidentes entre palestinos y soldados israelíes se produjeron a primera hora de la mañana, cuando los obreros vecinos de Belén trataron de cruzar, como todos los días, los controles militares para acudir a sus puestos de trabajo en Jerusalén. Los palestinos, ante la imposibilidad de pasar los puestos de vigilancia, optaron por agruparse y lanzar piedras sobre los soldados, a lo que estos respondieron disparando balas de goma.Pocas horas más tarde, con ocasión de la celebración del Día de Jerusalén, decenas de militantes radicales judíos de la comunidad Fieles del Monte del Pueblo, se concentraron ante la Casa de Oriente, sede de la Organizacion para la Liberación de Palestina, en el Jerusalén árabe. Allí se manifestaron agitando banderas israelíes y lanzando insultos contra la población árabe, lo que provocó un altercado con las fuerzas de seguridad palestina, que custodiaban el edificio.

La jornada finalizó con un gran desfile, el más importante de los últimos 25 años en Israel, en el que participaron 13.000 militares y 17.000 civiles, y que fue presenciado por millares de ciudadanos que ocuparon las principales avenidas de Jerusalén, por las que discurrió la comitiva. El desfile fue abierto por algunos de los antiguos combatientes de la primera guerra contra los árabes en 1948, a los que les seguieron inválidos de guerra, civiles y más tarde un importante contingente de soldados de diferentes guarniciones del país.

«Jerusalén no volverá a ser dividida», aseguró por su parte el primer ministro Benjamín Netanyahu en un acto castrense con el que se había abierto la celebración del Día de Jerusalén. El jefe del Gobierno recalcó que su país no regresará nunca a las antiguas fronteras de 1967.

(Por otra parte, Netanyahu se reunió anoche por tercera vez en 24 horas con su Gabinete de seguridad para examinar las nuevas ideas estadounidenses que preven dos retiradas militares del 15% de Cisjordania, según anunciaron fuentes locales israelíes, informa France Presse. Según estas fuentes, Estados Unidos sugirió que Israel realice en total dos nuevas retiradas militares del 15% de Cisjordania. En caso de que el primer ministro israelí aceptara esta fórmula, Estados Unidos se comprometería a no ejercer la menor presión sobre Israel en sus negociaciones con el Yasir Arafat sobre el estatuto final de los territorios palestinos.)

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de mayo de 1998.

Lo más visto en...

Top 50