Pintadas ultras en la sede del PP de Girona

La fachada de la céntrica sede del PP en Girona amaneció ayer con diversas pintadas amenazadoras. Una de ellas identificaba al PP con el símbolo nazi, otra era de apoyo a ETA y algunas iban dirigidas a la presidenta de la rama juvenil del partido, Concepció Veray, que recientemente denunció amenazas telefónicas. Las pintadas aparecieron el misma día en que las fuerzas políticas de la comarca del Ripollès firmaban un documento contra las amenazas sufridas por los dirigentes del PP en su población. Manuel Belda, único concejal popular en el consistorio, dimitió a causa de la presión y hoy mismo será sustituido por Pere Flores. Los Mossos d"Esquadra detuvieron hace 10 días al presunto autor de amenazas telefónicas a la sede del PP en Girona, que resultó ser Celi Pérez, de 37 años, en paro y muy vinculado a los movimientos alternativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de mayo de 1998.

Lo más visto en...

Top 50