Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Discordante

Acabo de ver publicado en EL PAÍS el resultado de la encuesta telefónica sobre el debate del estado de la nación.Aunque a mí nadie me pregunta cuando se hacen encuestas, probablemente porque trabajo y, en consecuencia, no estoy en casa para contestar al teléfono, me gustaría, por medio de la sección Cartas al Director, manifestar mi opinión, que es discordante con la de la mayoría, amparándome en el derecho de las minorías a ser tenidas en cuenta.

1. Escuché interesadísima el discurso del señor Borrell y, sinceramente, me pareció una auténtica pieza oratoria. Estimo que es uno de los mejores discursos que se han pronunciado en las Cortes. A mí no me pareció nervioso, muy bien en la forma, y muy documentado. Y, además, muy claro en su distinción entre «mercancías» y «derechos», que me parece decisiva a la hora de planificar la política social y económica.

2. Escuché también al señor Anguita y debo decir que su discurso me gustó tanto que me pareció corto. Quedaron muchos temas esbozados pero no desarrollados por falta de tiempo. Yo felicito al señor Anguita por haber llevado a las Cortes el recuerdo de los obreros muertos en el tajo, la reivindicación del lenguaje de signos, las preocupaciones de los trabajadores con contratos temporales, por haber dicho bien claro quién se está beneficiando de la bonanza económica... -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 1998