Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido grave en Getxo un joven al estallar la bomba que manipulaba

Un joven de 26 años resultó herido de gravedad anoche al estallarle el artefacto explosivo que manipulaba y que pretendía colocar, supuestamente, en unas instalaciones de Telefónica en el barrio de Algorta, en el municipio vizcaíno de Getxo. Fuentes de la Ertzaintza consideran que el herido, que responde a la identidad de Urko L.G., vecino de Sopelana, podría ser miembro de un comando legal (no fichado) de la organización terrorista ETA. La Ertzaintza y la Guardia Civil patrullaban esta madrugada los alrededores.

La explosión se produjo a las 23.15 de ayer cuando el joven se dirigía con el artefacto explosivo a las instalaciones técnicas que posee Teléfonica en el cruce de las calles Gaztelumendi y Ollaetxe de Getxo. El edificio apenas sufrió daños materiales, pero el estallido amputó al joven el dedo pulgar de la mano derecha y le causó una herida abierta en el antebrazo derecho y quemaduras por todo el cuerpo. Pese a sus heridas, el joven consiguió andar 500 metros, donde fue recogido por una ambulancia de la DYA, que le trasladó al Hospital de Cruces, donde a primera hora de esta madrugada estaba siendo intervenido quirúrgicamente.Las oficinas de Telefónica donde este supuesto activista de ETA pretendía colocar el artefacto explosivo están rodeadas de viviendas, por lo que la explosión se oyó en todo el vecindario. Fueron los vecinos quienes avisaron a la policía. Tres patrullas de la Ertzaintza acordonaron inmediatamente el lugar. Efectivos de la Guardia Civil se sumaron esta madrugada a las tareas de vigilancia y patrulla de los alrededores en busca de un segundo activista que, supuestamente, podría haber colaborado con el herido en su intento de sabotaje.

Este es la segunda acción terrorista que se intenta cometer contra Telefónica en Vizcaya en poco más de un mes. El pasado 7 de abril, la Ertzaintza detuvo en Durango a dos supuestos miembros de un comando legal de la banda armada que presuntamente habían colocado pocas horas antes un artefacto explosivo en unas oficinas de dicha empresa en la también localidad vizcaína de Basauri, artefacto que pudo ser desactivado por artificieros de la policía vasca.

Por otra parte, Idoia López Riaño, Tigresa, supuesta exmiembro del comando Madrid de la banda terrorista ETA, podría ser entregada a España en los próximos días, ya que el sábado acaba de cumplir una condena de cinco años por asociación de malhechores y tenencia ilícita de armas, según indican las Gestoras Pro Amnistía. La etarra, encarcelada en la prisión de Bapaume, comparecerá hoy ante la comisión de expulsiones de Arras. López Riaño fue detenida el 25 de agosto de 1994 en Aix-en-Provence (Francia).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1998

Más información

  • Francia estudia entregar a España a la etarra "Tigresa"