Dragados firma en Marruecos un contrato de un billón

El Grupo Dragados, a través de su filial Urbaser, encabeza un consorcio internacional que ha ganado el contrato de distribución de electricidad, abastecimiento y gestión de agua y saneamiento de Rabat (Marruecos) y de un grupo de localidades adyacentes.Este contrato de servicios, que fue firmado ayer, tiene una duración de 30 años y supera el billón de pesetas, según un comunicado emitido por la empresa española. En el consorcio también están presentes las sociedades portuguesas Electricidade de Portugal y Grupo Pléyade y la empresa marroquí Alborada.

De momento, estos servicios afectarán a 1.650.000 personas, cifra que se elevará por encima de los tres millones en el transcurso del contrato, el mayor de los suscritos por una empresa española en el exterior, según dijo ayer Dragados.

El compromiso lleva consigo una inversión de 200.000 millones de pesetas, repartidas en 20 años, que irán destinadas a construir nuevas infraestructuras y a adecuar las existentes.

Entre ellas destacan la construcción de líneas eléctricas, aéreas y enterradas, con sus correspondientes subestaciones y centros de transformación. Además, "todas las redes de saneamiento desembocarán en estaciones depuradoras de tratamiento para su vertido al mar en condiciones medioambientales de máxima exigencia, eliminándose el sistema actual, que sitúa el residuo en múltiples puntos de la costa", explica el comunicado de la empresa española, cuyo principal accionista es el Banco Central Hispano (BCH).

Negocio exterior

El contrato obtenido en Marruecos por el Grupo Dragados es una muestra más de la estrategia emprendida por las grandes constructoras españolas en los últimos años. Éstas han decidido apostar por las obras en el exterior, debido al frenazo que el Gobierno español ha impuesto a las inversiones en obra pública.De hecho, casi todas las grandes constructoras nacionales tienen una filial específica para acudir a concursos en el exterior, que en ciertos casos es compartida, como sucede con Dragados y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

Durante el año pasado, las empresas constructoras españolas facturaron en el exterior 315.000 millones de pesetas, con un incremento del 40% respecto al ejercicio precedente. Si se atiende a la contratación exterior (negocios en cartera pero aún sin concluir), la cifra global fue de 380.000 millones de pesetas, con un aumento del 10%.

La mayor parte de la actividad exterior de estas empresas españolas se concentra en Latinoamérica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de mayo de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50