EE UU aún considera a Irán el primer patrocinador del terrorismo mundial

Irán sigue siendo, para el Departamento de Estado norteamericano, el principal país patrocinador del terrorismo internacional, pese a la llegada al poder de una presidencia y un Gobierno moderados y el tímido comienzo de un proceso de deshielo entre Teherán y Washington. El viaje del Papa tampoco ha impedido que el régimen castrista vuelva a figurar en la lista negra difundida ayer en Washington.

El informe anual del Departamento de Estado concluye afirmando que Madeleine Albright ha designado a los mismos siete países que el año pasado -Irán, Irak, Libia, Cuba, Corea del Norte, Siria y Sudán- como patrocinadores del terrorismo internacional y dignos de ser sometidos a sanciones norteamericanas. El informe precisa que EE UU no tiene constancia de pruebas que vinculen a Cuba, Irak, Corea del Norte y Siria con actos terroristas cometidos en 1997, pero añade que esos países siguen siendo refugios de individuos o grupos considerados terroristas. La elección del moderado Mohamed Jatamí como presidente de Irán no ha afectado al apoyo del régimen islámico al terrorismo, según el informe. El Departamento de Estado dice haber encontrado la mano de Teherán detrás de al menos 13 asesinatos cometidos en todo el mundo el pasado año. «Pese a las declaraciones conciliadoras tras la toma de posesión de Jatamí, en agosto de 1997, Irán sigue siendo el Estado más activo en el patrocinio del terrorismo», dice el informe. «No existen pruebas de que la política iraní haya cambiado», continúa el Departamento de Estado, que hace pocos meses concedió permiso para que un equipo norteamericano participara en una competición internacional de lucha libre en Teherán. Ese gesto siguió a un mensaje muy positivo para EE UU efectuado por Jatamí a través de la CNN.

Salman Rushdie

Pero Irán, siempre según el informe, todavía promueve asesinatos y atentados a través de sus propios agentes o de grupos afines, como el Hezbolá libanés. El Departamento de Estado añade que el régimen de Teherán tampoco ha demostrado que esté realizando una presión efectiva para que sean retirados los 2,5 millones de dólares (385 millones de pesetas) de recompensa prometidos a aquel que cumpla la fatwa del fallecido iman Jomeini y asesine al escritor británico Salman Rushdie. Cuba, según el Departamento de Estado, «ya no apoya la lucha armada en América Latina y otras partes del mundo», pero «mantiene lazos estrechos» con Estados patrocinadores del terrorismo y «grupos izquierdistas insurgentes» de América Latina. Una treintena de organizaciones figuran en la lista negra difundida ayer, entre ellas ETA. La diplomacia norteamericana subraya que, pese a los éxitos policiales y el aumento de la cooperación internacional con España, ETA aumentó sus actividades criminales en 1997 asesinando a 13 personas, 8 más que en 1996. El informe destaca el asesinato el pasado julio del concejal del Partido Popular Miguel Ángel Blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50