EL NACIMIENTO DEL EURO

Los que se quedan fuera

De todas las divisas comunitarias que se quedan fuera, sólo la libra esterlina tiene un peso específico en el mercado internacional, del que controla en torno el 6% de las emisiones en divisas.La libra, como fiel reflejo de la estructura de la economía británica, está más ligada al dólar que a las monedas continentales, aunque su no pertenencia al euro complicará la vida de las sociedades británicas en los próximos tiempos: desde la renuncia de Toyota a construir su segunda factoría de montaje en el Reino Unido, pasando por el anuncio de varias empresas de que realizarán su contabilidad exterior en euros -para cubrir el riesgo de cambio-, pasando por los esfuerzos de la City para no perder su hegemonía (la Bolsa de Londres y el mercado de futuros tendrán cotizaciones en euros y en libras).

Más información

Contra ese riesgo ha advertido el Comité del Tesoro del Parlamento británico, que se pregunta si podrá haber estabilidad con una «tasa apropiada» frente al euro. De momento, el encarecimiento de la libra se ha saldado con un incremento del déficit comercial.

El franco suizo

A su lado, otra moneda de refencia, el franco suizo, también se está preparando para la irrupción del euro. La moneda helvética siempre ha sido una divisa refugio y viene a representar el 5,6% de las emisiones mundiales denominadas en moneda extranjera.El franco suizo está muy ligado al euro. Suiza dirige el 60% de sus exportaciones hacia los paises de la Unión Europea (a la que no quiere pertenecer). Algunos expertos no descartan que el euro atravesará, especialmente al principio de su andadura, fases de debilidad que favorecerían al franco suizo, la moneda más estable del mundo.

Pero, por si acaso, la banca suiza estudia abrir cuentas corrientes denominadas en euros, para no perder su negocio tradicional, mientras que el Swiss Market, que agrupa las bolsas helvéticas, publicará las cotizaciones también en la moneda única europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50