Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad quita una ayuda millonaria a tres pueblos por no dedicarla al fin previsto

La Consejería de Hacienda ha forzado a Chinchón (gobernado por el PP), Colmearejo (PP) y Ciempozuelos (PSOE-IU) a devolver 41 millones de pesetas que recibieron como subvención hace un año pa ra amueblar sus consultorios locales y, por tanto, "no aplicaron los fondos al objetivo previsto". Los Ayuntamientos afectados explican que aún no han comprado los muebles porque las obras de sus consultorios, que ejecuta la Consejería de Sanidad, están empantanadas. Este "absurdo burocrático" ocasionará que, cuando finalicen las obras, los municipios no podrán abrir sus consultorios porque la Comunidad les ha retirado la subvención para comprar los muebles.

Hacienda extremó la vigilancia sobre las subvenciones que concedían a Ayuntamientos y empresas las distintas consejerías. Y se le fue la mano, según denuncian los concejales de los municipios que han perdido la ayuda. Los inspectores de Hacienda investigaron el destino de los 200 millones de pesetas que la Consejería de Sanidad adjudicó a siete municipios para equipamiento de los consultorios, y se encontró con tres gobiernos locales que habían incumplido las normas sobre subvenciones, por lo que propusieron la revocación de las ayudas.

El gerente del Servicio Regional de Salud, Antonio Barba, firmó el 27 de noviembre pasado una resolución en la que se exigía a los tres Ayuntamientos la devolución del dinero que entregó la Comunidad siete meses antes.

A Ciempozuelos llegaron los inspectores el 17 de junio de 1997, sólo tres meses después de que este Ayuntamiento hubiera recibido la subvención de 20,8 millones de pesetas para equipar un centro de atención primaria de la localidad.

Construcción paralizada

Los inspectores, según apuntan en su informe, no pudieron comprobar si se había adquirido el mobiliario por varias razones: "El centro de salud no se ha terminado de construir, la construcción se encuentra paralizada y el equipamiento no se ha suministrado". Y concluyeron: "La subvención objeto de control no ha sido aplicada a la finalidad para la que fue concedida". Pedro Torrejón, concejal de Hacienda de Ciempozuelos, replica: "La construcción del cen tro de salud lleva año y medio de retraso porque la empresa constructora quebró. Por eso no compramos los muebles. No querrá el consejero de Hacienda, Antonio Beteta, que los tengamos a la intemperie".

Sanidad ha exigido a Ciempozuelos que devuelva los 20 millones de pesetas. El edil de Hacienda de esta localidad responde: "Tenemos el dinero en una cuenta corriente y no lo hemos gastado. Nos lo reclaman y se lo queremos devolver. Pero hace cuatro meses que el consejero de Hacienda no nos recibe". Tras esta queja, el concejal augura un futuro kafkiano al centro de atención primaria: "Si devolvemos los 20 millones, tendrán que volver a darnos el dinero para amueblar el centro, que está a punto de inaugurarse. Pero no Podrán darnos otra subvención hasta el próximo año, con lo que tendríamos que inaugurar un centro de atención primaria sin muebles. Es una incongruencia en la gestión de la Comunidad".

En Colmenarejo, la situación es parecida, aunque la Comunidad tendrá más dificultades para cobrar los 11,7 millones que pagó a este municipio. El alcalde, Julio García Elvira (PP), explica que "la empresa que construía la clínica municipal quebró y las obras del centro, que tendría que haberse inaugurado en enero de 1997, no concluirán hasta dentro de unos meses". Pero el municipio ya se ha adelantado a comprar los muebles y los tiene guardados en un almacén. "Hacienda me ha reclamado el dinero, pero ya hemos comprado los muebles, según le hemos demostrado a la consejería con los certificados de pago. Como no quiera quedarse con los muebles ...".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1998

Más información

  • Chinchón, Ciempozuelos y Colmenarejo dicen que todo se debe a un "absurdo burocrático"