Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juicio a los etarras alemanes no aclara dudas de la investigación

La segunda parte de la tercera jornada del juicio que se celebra en Wiesbaden (Alemania) contra Renate Heike Schubbert y Gary Siemund, los presuntos colaboradores del comando Madrid de ETA acusados de "preparación de una explosión" y violación de la ley alemana sobre el control de armamentos, estuvo nuevamente centrada en las contradicciones que se produjeron al comienzo de las investigaciones, especialmente por parte de la policía española.

Una de las dudas se refería a la identificación de Siemund como una de las personas que presuntamente huyeron al producirse la explosión fortuita en el piso franco de la calle Polibea. La policía española aseguró en un principio que Siemund había sido reconocido por un testigo al que se le mostraron fotos del acusado, aseveración que posteriormente revocó la propia policía.

Otra de las dudas planteadas estaba relacionada con el supuesto hallazgo del coche de Siemund a 300 kilómetros de Madrid, información que también hubo de rectificarse, ya que el vehículo estaba en Alemania.

Pese a que la policía alemana no ha aportado apenas informaciones propias sobre la investigación, el tribunal de Wiesbaden todavía no ha decidido cuándo citará a testigos españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de abril de 1998