La OCDE pide a España que acelere el saneamiento de las finanzas públicas

El previsible descenso de los tipos de interés derivado de la convergencia en la Unión Económica y Monetaria (UEM) sitúa la economía española ante un riesgo de "calentamiento", según se indica en el informe trimestral de previsiones de la OCDE. Este riesgo, compartido por países como Finlandia, Holanda, Irlanda y Portugal, aconseja, a juicio de los expertos de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos, "acelerar el saneamiento de las finanzas públicas para evitar tener que tomar, más adelante, medidas de tipo deflacionista".Aunque los niveles de inflación en Europa se mantienen estables, la OCDE funda estos temores en el hecho de que los precios en el sector inmobiliario hayan aumentado en Irlanda y Holanda y en los indicios de tensión que se detectan "en el mercado de trabajo de la mayor parte de los países".

Según Ignacio Visco, responsable del informe, las tasas de interés convergerán a corto plazo, hasta situarse en torno al 3,75% en el momento de entrada en vigor de la unión monetaria. El panorama previsible establece un aumento paulatino de los tipos de interés, de forma que pueda llegarse al 4% en el segundo semestre de 1999. Con está perspectiva, la OCDE cuenta con un aumento de los tipos de interés en países como Alemania y Francia y un descenso sensible en Italia, Irlanda, España y Portugal. El problema reside justamente en los efectos que la reducción de los tipos puede tener en la economía española.

"Las consecuencias de la convergencia pueden ser menos favorables e incrementar el riesgo de calentamiento", advierte la organización, tras indicar que frente a la debilidad general de las presiones inflacionistas la situación coyuntural es más tensa en ese grupo de países, particularmente en el caso español. Y apunta que las repercusiones de las crisis en Asia pueden frenar algo la demanda.

Al mismo tiempo prevé un aumento de la confianza de los consumidores y un descenso de los niveles de ahorro. "El margen de maniobra que ofrece la actual coyuntura debe ser aprovechado", insiste la OCDE, "para lanzar reformas audaces y resolver los problemas estructurales dentro del mercado de trabajo y en el terreno del déficit presupuestario".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS