Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Pueblo se inclina por no recurrir la ley del catalán

El defensor del Pueblo, Fernando Álvarez de Miranda, se decidirá "casi con seguridad" por no presentar recurso ante el Tribunal Constitucional contra la Ley de Política Lingüística de Cataluña, según fuentes políticas. Pese a que Álvarez de Miranda era partidario la semana pasada de presentar recurso, después ha llegado al convencimiento de que sería un error apelar al Constitucional contra una ley que no afecta a derechos fundamentales.

La decisión definitiva del Defensor del Pueblo no se conocerá probablemente hasta mañana, miércoles, último día hábil antes de que finalice el plazo en que podría presentar recurso ante el Tribunal Constitucional, según aventuran fuentes de la institución.El Gobierno de la Generalitat "espera y confía" que el defensor no presente recurso, según informaron ayer fuentes de la Consellería de Cultura. El socialista Narcís Serra, primer secretario del PSC, también expresó sin ambages su posición contraria a que Álvarez de Miranda interponga recurso de inconstitucionalidad. Serra, tras indicar que hay un sector del PP que está presionando al defensor del Pueblo para que lo haga, apeló a CiU para que utilice su influencia sobre el PP y "anule" estas presiones.

La oficina del Defensor del Pueblo mantiene un mutismo absoluto sobre la decisión que adoptará su titular. Sin embargo, fuentes cercanas a Álvarez de Miranda deducen que éste ha cambiado ahora la posición que mantenía la semana pasada, favorable entonces a la presentación del recurso. Álvarez de Miranda estudió inicialmente, entre otros, los informes elaborados por los catedráticos Tomás Ramón Fernández y Antonio López Pina, a raíz de la iniciativa en contra de la ley de Política Lingüística puesta en marcha en marzo por el senador y ex presidente del PP catalán Aleix Vidal-Quadras.

El defensor del Pueblo está recibiendo estos días un cúmulo de llamadas, tanto para sugerirle que presente recurso como para que no lo haga. Entre estas últimas, algunas procedentes del ala democristiana, según fuentes políticas.

Aunque sobre la mesa de Álvarez de Miranda hay informes y argumentos a favor y en contra del recurso, personas de su entorno opinaban ayer que el defensor del Pueblo se decantará previsiblemente por no interponer recurso y dejar que sea el futuro desarrollo de la ley el que haga los ajustes que se consideren oportunos.

Conflicto político

Diversos sectores políticos coinciden en opinar que se originaría un "enorme conflicto político" entre el Gobierno del PP y sus socios de CiU si Álvarez de Miranda accediera a las pretensiones de Vidal-Quadras, que cuenta con el respaldo de diversas asociaciones cívicas y de defensa del bilingüismo en Cataluña.El colectivo encabezado por el senador Vidal-Quadras sostiene que la ley lingüística aprobada por el Parlamento catalán el pasado 30 de diciembre contraviene en bastantes de sus preceptos algunos artículos de la Constitución y puede ser causa de discriminación.

La coordinación de los informes internos sobre este asunto corre a cargo del adjunto segundo del Defensor del Pueblo, Antonio Uribarri, ex diputado del PP extremeño. Pero a los documentos aportados por Uribarri, Álvarez de Miranda ha decidido incorporar otros nuevos antes de adoptar una decisión. Entre éstos hay algunos que, tras aconsejar al defensor del Pueblo que no recurra, apuestan por "la tolerancia" al considerar que los ciudadanos no quedan desasistidos y que un juez puede interponer en cualquier momento cuestión de inconstitucionalidad si así lo apreciara.

Diversos juristas estiman que la ley de Política Lingüística no es perfecta, pero consideran que el mejor camino para reformarla es a través del Parlamento catalán y no por la vía del Defensor del Pueblo. Estas fuentes no aprecian en la ley "una lesión clara y manifiesta" a los derechos fundamentales.

Medios cercanos a la oficina del Defensor del Pueblo reconocen que está habiendo presiones tanto desde sectores partidarios como contrarios a la presentación del recurso. Sin embargo, aseguran que desde el Gobierno de José María Aznar no hay sugerencias en ningún sentido. Personas del entorno de Álvarez de Miranda aseguraban ayer tarde que éste se hallaba sumido en un mar de dudas y que muy posiblemente no las resolverá hasta mañana. Su impresión, no obstante, era que finalmente no presentaría el recurso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de abril de 1998

Más información

  • Álvarez de Miranda aún no lo ha decidido