Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reino Unido combatirá el 'virus del milenio' con 25.000 millones

El Gobierno británico se prepara para combatir el denominado virus del milenio. Con una inversión de fondos públicos cercana a los 100 millones de libras (unos 25.0000 millones de pesetas) espera evitar los problemas derivados del cambio de fecha que afectarán a los sistemas informáticos mundiales no adecuados el próximo 31 de diciembre de 1999. El primer ministro, Tony Blair, se comprometió ayer a subvencionar a las empresas públicas para que adiestren a 20.000 personas capaces de renovar o adecuar las aplicaciones antiguas en los ordenadores. El mandatario aprovechará su próxima cita política relevante, la reunión del grupo G-8 de países más industrializados del mundo, para abordar también el problema, sobre el que otros gobernantes europeos no han mostrado tanta preocupación como Blair.Millones de aplicaciones informáticas ahora en uso serán incapaces de distinguir entre el año 2000 y 1900 cuando llegue el nuevo siglo si no se corrige antes su forma de contar los años. Los dos últimos dígitos de su actual programación, por ejemplo 98, se convertirán en sendos ceros no previstos y que pueden bloquear o borrar toda la información almacenada.

Los fallos que ello podría ocasionar fluctúan entre un simple apagón de luz o el colapso de la bolsa de valores. La labor de la sanidad pública, el pago de pensiones, los servicios de bomberos y hasta los semáforos descansan ahora en programas informatizados. ''La pérdida de dinero, poder e influencia provocada por el vírus es como una bomba de relojería a punto de estallar", según Tony Blair.

[En España, se ha estimado que adecuar los programas de ordenador al cambio de la primera cifra de los años del 1 al 2 costará 100.000 millones de pesetas. La Administración se ha limitado a establecer unas recomendaciones generales para las distintas administraciones públicas. En las empresas el problema supone a menudo renovar las aplicaciones de ordenador, lo que ya se está traduciendo en un mayor volumen de negocio para el sector informático].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de marzo de 1998