Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comunistas derrotan a los reformadores en Ucrania

Los comunistas emergen como los claros vencedores de las elecciones legislativas celebradas el domingo en Ucrania al obtener más del 25% de los votos, muy por delante del centro y la derecha. Los nacionalistas ucranios y el presidente Leonid Kuchma son los grandes perdedores de estos comicios, en los que el éxito del Partido Comunista no ha sido sorpresa para nadie dada la profunda crisis socioeconómica que vive ese país de 50 millones de habitantes.Viacheslav Chornovil, el líder del Movimiento Popular Ruj, organización nacionalista y liberal, reconoció ayer la derrota "de las fuerzas democráticas" y culpó de ello, primero al ultranacionalista Frente Nacional y, segundo, a Ia estrategia del presidente Kuchma que privó a los dernócratas" de los 80.000 votos de los tártaros de Crimea, a los que, al no habérseles restituido todavía la nacionalidad ucrania después de que volvieron del destierro al que los condenó en la época soviética el dictador lósif Stalin, no se les permitió participar en los comicios. En esta península, habitada mayoritariarnente por rusohablantes, los comunistas arrasaron en las urnas.

El Parlamento ucranio se elige de acuerdo a un sistema mixto: la mitad en una sola gran circunscripción de 225 escaños por sistema proporcional en listas de partidos -donde según datos parciales dados por la Comisión Electoral los comunistas han obtenido más del cuarto de los votos- y la otra mitad por sistema mayoritario en 225 circunscripciones de un mandato cada una. En esta segunda mitad, el Partido Comunista también figura en primer lugar, con cerca de 40 escaños, aunque la mayoría de éstos (117) ha ido a personas que oficialmente se presentaron como independientes.

Piotr Simonenko, el líder de los comunistas ucranios, declaró ayer que espera contar con cerca del 35% de los votos, lo que es muy posible si se tiene en cuenta que en Ucrania hay 15 millones de pensionistas -la inmensa mayoría, nostálgicos de los tiempos soviéticos-, lo que supone un 40% del censo. Los comunistas, contrarios a las reformas económicas impulsadas por Kuchina, desean presentar un proyecto de ley para modificar la Constitución y lograr que sea' el Parlamento el que forme el Gobierno. Actualmente el primer ministro y el Gabinete es nombrado por el presidente, que es ratificado por los diputados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de marzo de 1998