Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 años en la trinchera de la información

En marzo de 1973, en la cafetería del aeropuerto de Barajas, el entonces director de informativos, Rafael Ramos Losada, encarga a dos periodistas de TVE el proyecto de un nuevo programa para la noche de los sábados. A la reunión asisten Pedro Erquicia y Rafael Martínez Durbán. Se trataba de crear un espacio de actualidad. En sólo 20 días nació Semanal informativo, que con el tiempo -y bajo el título de Informe semanal- se ha convertido en el programa decano en su género de Europa. El próximo martes cumplirá 25 años. Hoy, TVE-1 (21.30) emprende un recorrido por su historia, que es también la historia de España y del mundo.

Aquel primer programa, que se emitió el 31 de marzo de 1973, se confeccionó con reportajes sobre la película La aventura del Poseidón, el precio político de las viviendas y la fauna venezolana montado con material rodado por Félix Rodríguez de la Fuente. Pedro Erquicia, el primer director, encontró en el extranjero el formato que dio origen a Informe semanal ."Me gustó la técnica de narración y la forma de trabajo de un programa que se emitía en Estados Unidos. Para implantar este sistema creamos la figura del realizador de cine, pusimos en marcha la reunión de redacción y un método de trabajo innovador. Era arriesgado trasplantar este modelo teniendo cuenta el contexto sociopolítico", dice Erquicia.Fue una escuela por la que pasaron Javier Basilio, Pilar Miró, Mercedes Milá, Manu Leguineche, Jesús Ortiz y Carmen Sarmiento, entre otros. Por el programa pasaron realizadores como Emilio Martínez Lázaro o José Luis Cuerda. "Se personalizaban los reportajes y se conocía la cara del reportero", agrega Erquicia.

Informe semanal ha sobrevivido a 21 directores de informativos y a 16 directores generales. En estos 25 años ha tenido 11 directores (Ramón Colom, Jorge Martínez Reverte, María Antonia Iglesias, Elena Martí y Baltasar Magro, entre otros). Vivió uno de sus momentos más críticos en noviembre de 1974, cuando Pío Cabanillas fue relevado como ministro de Información y Turismo. En ese momento se intenta "dar carpetazo al programa ... y a negro", recuerda Erquicia. Después de tres semanas, el programa volvió a la pantalla. Se sustituyó al presentador, Jése Antonio Silva, por Rosa María Mateo, y se cambió el decorado, la cabecera y hasta el nombre. A partir de entonces pasó a denominarse Informe semanal.

La crisis política salpicó a TVE y se produjo "un frenazo en la línea aperturista hacia la democracia que habían abierto los informativos", afirma Rafael Martínez Durbán, segundo director de Informe semanal. "Pese a todo, intentamos mantener la misma línea no bajar la guardia", añade. La censura vigilaba de cerca. Los guardianes de la ortodoxia entendían que el programa se pasaba de la raya. Ibamos un poco más allá que los telediarios. Contábamos, las cosas de otra manera y por eso era un programa problemático para la coyuntura sociopolítica", apunta Erquicia.

Presiones políticas

En los primeros años se logró credibilidad y fidelidad por parte de la audiencia. También sorteó como pudo las presiones políticas. "En algunos temas discutíamos el guión línea a línea. El primer reportaje sobre el aborto hizo rechinar las estructuras. Otro sobre Vietman le costó un expediente a Ana Cristina Navarro. En algunos casos llegaba la orden de no emitir un reportaje cuando ya estaba metido en telecine. Se utilizaba un lenguaje subliminal, a sabiendas de que los reportajes se miraban con lupa. En los primeros años se jugaba mucho con el estudio. Para celebrar el aniversario de la llegada del hombre a la Luna trajeron a Arrnstrong".El equipo estaba férreamente unido en la búsqueda de estratagemas para sortear la censura. Hasta el punto de que los fines de semana se celebraban reuniones en El Paular. Eran, según Martínez Durbán, una especie de ejercicios espirituales "para desprendernos de los demonios acumulados".

Ramón Colom se incorporó a Informe semanal en 1975 como periodista de base y años más tarde ocupó la dirección. "En la época en la que los telediarios eran boletines oficiales, Informe semanal aportaba otra lectura de la actualidad", dice Colom. "Después se produjo una gran contradicción entre los contenidos y las formas. El espectador esperaba los temas de la semana y en algunas ocasiones había muy poco que añadir, aunque formalmente la visión de la actualidad estaba más trabajada".

Pese a la cantidad de directores que han pasado por Informe semanal, son pocos los que han presentado el programa. Mari Carmen García Vela ha sobrevivido a ocho directores. Su profesionalidad la mantuvo en pantalla durante 15 años. "Una fórmula estable y una elección acertada de los temas ha sido la clave del éxito", dice García Vela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de marzo de 1998

Más información

  • 'Informe semanal' celebra el próximo martes un cuarto de siglo