El juez desestima el recurso contra el registro de la cliínica Iris

El titular del juzgado de instrucción número 2 de Albacete, Manuel Mateo, que instruye el caso de la clínica Iris, desestimó ayer el recurso interpuesto por los abogados de la clínica ginecológica contra el auto judicial que autorizó la entrada y registro del centro sanitario, donde se incautaron 1.442 expedientes clínicos. Según el comunicado emitido por los servicios jurídicos de CC OO, encargados de la defensa de la clínica Iris, el juez "se reafirma en considerar ajustada a derecho cuantas decisiones ha adoptado hasta el momento, incluida la intervención de la totalidad de las historias médicas que había en la clínica", de las cuales 81 están todavía en su poder.Los abogados de la clínica han anunciado que presentarán" un recurso de queja ante la Audiencia Provincial para que sea este órgano el que decida sobre las actuaciones del juez". Los letrados señalan que "con el debido respeto, el auto del juez emitido ayer no añade argumentos jurídicos convincentes y resulta llamativo que omita toda justificación sobre la desproporcionada medida adoptada, así como sobre la vulneración de derechos fundamentales de las pacientes que se ha producido, o sobre los graves defectos procesales cometidos en el procedimiento".

En este sentido se pronunció también ayer la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), para quien la incautación de expedientes clínicos supone una "grave violación del secreto profesional y del derecho a la intimidad". La FADSP cree que el caso de la clínica Iris pone en evidencia la "urgente necesidad" de convertir la actual ley del aborto, que permite nterrupciones voluntarias del embarazo en tres supuestos, en una ley de plazos. El Congreso Confederal de la UGT, celebrado el pasado fin de semana en Madrid, aprobó una resolución de condena a la actuación del juez Manuel Mateo.

Denuncia del Ayuntamiento

Por otra parte, el pleno del Ayuntamiento de Almansa (Albacete) aprobó una moción presentada por ICAM-NI (Nueva Izquierda por Castilla La Mancha) en la que se denunciaba la "violación de derechos básicos" en el caso de la clínica Iris. Esta moción, que contó con votación nominal, fue aprobada con los votos del PSOE y de ICAM-NI, que gobierna en coalición el Ayuntamiento almanseño. Los seis concejales varones del PP votaron en contra, mientras que las dos mujeres que también son del Grupo Popular, se abstuvieron, aunque una de ellas hizo constar su oposición al aborto.El grupo parlamentario de ICAM formulará a la consejera de Sanidad una serie de preguntas relacionadas con el caso en el próximo pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha, presentando una proposición no de ley, apoyada por el Grupo Socialista, para que este órgano legislativo rechace las acciones judiciales llevadas a cabo en este centro sanitario de Albacete.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS