Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granada TV pierde un caso de libelo ante Marks & Spencer

La productora ha de pagar 180 millones tras un juicio rápido

La productora televisiva Granada ha perdido una demanda de libelo interpuesta contra ella por los almacenes Marks & Spencer. El resultado ha sido una sentencia que obliga a Granada a disculparse por sugerir que una de las firmas comerciales más emblemáticas del país empleó a sabiendas mano de obra infantil con salarios irrisorios. Además deberá abonar una cantidad equivalente a 180 millones de pesetas, en concepto de condena por daños y perjuicios y por las costas judiciales originadas por este asunto.

Granada TV decidió ayer el relevo del director de la serie de investigación World in action, una de las más populares del Reino Unido, a la que pertenecía el capítulo sometido a juicio. Steve Boulton, el director sustituido, llevaba cuatro años al frente del espacio.El programa juzgado fue emitido en enero de 1996 por Independent Televisión (ITV). Su título jugaba con la marca de la casa, Saint Michael, utilizada por Marks & Spencer para etiquetar todos sus productos. En su investigación, el equipo televisivo sostenía que una fábrica radicada en Marruecos, dedicada a coser pijamas infantiles para M & S -los almacenes son conocidos popularmente por sus siglas -había empleado aprendizas de 13 y 14 años, que habrían trabajado hasta 49 horas semanales en condiciones ínfimas y por 10 peniques a la hora (unas 25 pesetas).

La representación de los almacenes aceptó la posibilidad de que el proveedor marroquí hubiera utilizado niñas obreras; pero aseguran que ignoraban su presencia. Al saberlo, M & S rescindió el contrato con dicho proveedor. Pero del programa se desprendía algo más: se habían vendido como fabricadas en el Reino Unido las prendas así recibidas.

Marks & Spencer funda su éxito en la buena reputación de una firma tan arraigada como ésta. La ropa, calzado, alimentos o productos de tocador que vende atraen a millones de británicos al año, que literalmente visten allí a toda la familia. Su presidente, sir Richard Greenbury, no ha ocultado su satisfacción por la victoria. "Nuestra fama constituye la mejor baza y haremos lo que sea para preservarla", ha declarado.

Precedente legal

La forma en que se ha desarrollado el juicio ha sentado un precedente legal en el Reino Unido. A instancias del juez, el jurado expresó su opinión sobre el programa en litigio sin escuchar antes los largos interrogatorios propios de un caso de difamación. El juicio se ha desarrollado en el Tribunal Supremo.Charles Tremayne, supervisor de programas de actualidad de Granada, afirma que la productora televisiva nunca pretendió dar la impresión de que la compañía M & S estuviera al corriente de lo sucedido. "Acatamos la sentencia, claro, pero no aceptamos que el programa sugiriera que M & S conocía la presencia de las niñas". Uno de los abogados de la productora, Charles Gray, añadió, por su parte, que en el programa no se deslizaban afirmaciones acerca de la mala fe del almacén al vender la ropa con una etiqueta británica.

El caso ha sorprendido también a Granada por la rapidez con que el juez ha decidido resolverlo. En principio estaba previsto que durase seis semanas, pero a los tres días el jurado fue invitado a opinar por sí mismo. En esta ocasión no hubo testigos. Después de escuchar las argumentaciones de ambas partes, el jurado contempló, el vídeo del programa. Su conclusión fue decisiva: Granada había dado a entender a millones de espectadores que M & S había engañado a propósito a sus clientes.

El equipo defensor de la televisión ha calificado esta forma rápida de juzgar de "muerte súbita" o" ruleta rusa". "No se había hecho antes y resulta poco satisfactorio. El jurado no puede discutir todos los aspectos de un caso", ha indicado Patrick Swaffer, uno de los letrados de Granada. Todo ello no ha sido óbice para que Granada anunciara ayer el relevo del director del espacio.

Los programas de investigación son frecuentes en el Reino Unido. Además del que ITV ofrece a menudo en horarios de buena audiencia, Panorama es el título del emitido con regularidad por la BBC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 1998