Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento envía a la base de Torrejón a todos los aviones de menos de 70 plazas

El Ministerio de Fomento, ante la falta de respuesta de las compañías aéreas a su propuesta de febrero del año pasado de utilizar con fines comerciales la base militar de Torrejón durante 11 horas discontinuas al día, ha ampliado ahora su oferta: 18 horas consecutivas para vuelos nacionales e internacionales. Fomento quiere así descongestionar el aeródromo de Barajas, cuyas tercera pista no estará operativa hasta finales de este año.

El ministerio que encabeza Rafael Arias-Salgado ha llegado a un acuerdo con las cinco compañías de aerotaxis que operan en Madrid para que abandonen Barajas y pasen a operar desde la base militar. A cambio, Fomento abre, a partir de hoy mismo, la instalación del Ejército del Aire a la aviación comercial con un horario ininterrumpido que va desde las seis de la mañana hasta las doce de la noche.

La medida es de obligado cumplimiento hasta que esté lista la tercera pista. El aeródromo de Barajas queda cerrado desde hoy al tráfico de aeronaves con una capacidad menor a 70 pasajeros y cuyo peso máximo de despegue esté entre 2.000 y 35.000 kilos. El acuerdo engloba a los aviones de líneas regionales, los aparatos de reacción privados, las aeronaves de paquetería y los aerotaxis.

Un portavoz de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), organismo dependiente de Fomento, que gestiona los aeródromos nacionales, afirmó ayer que se habían dispuesto 100 millones de pesetas para "hacer frente a los gastos que la nueva utilización de la base puede provocar". Y añadió: "Es poco dinero porque la mayoría de las invesiones ya estaban realizadas cuando se abrió [en febrero] la base al tráfico civil".

Torrejón habilita una aduana y un servicio de inmigración para los vuelos internacionales

VIENE DE LA PÁGINA 1La ampliación del horario comercial de la base va acompañada de la creación de un servicio de inmigración, cuyo funcionamiento estará a cargo de la Policía Nacional, y otro fiscal y de seguridad, en manos de la Guardia Civil. De esta manera, y por primera vez, los vuelos civiles en la instalación militar podrán tener destino u origen internacional, tal y como reclamaban las compañías para operar en la base.

AENA aseguró ayer que, "dadas las características de las aeronaves y de las, operaciones/hora, los habitantes de Torrejón apenas se verán afectados por el ruido".

En febrero del año pasado se abrió por primera vez al tráfico comercial la base de Torrejón. El aeródromo militar quedó a disposición de las líneas privadas entre las siete y las nueve de la mañana y entre las dos de la tarde y las once de la noche. A los, aparatos del Ejército del Aire se les reservó una ventana entre las nueve de la mañana y las dos de la tarde.

En enero de 1997 se invirtieron 300 millones de pesetas en levantar un perímetro de seguridad para separar el área civil de la de uso exclusivamente militar. También se levantó una pequeña terminal y se construyó una carretera de acceso directo para civiles hasta se edificio. Tras un mes de funcionamiento, allá por marzo de 1997, sólo 70 pasajeros utilizaban a diario la base.

En octubre del año pasado, la única compañía regional que operaba en Torrejón, Air Truck, abandonó las instalaciones por problemas económicos. El ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado, atribuyó a las aerolíneas la nula utilización de Torrejón: "El ministerio pone a su disposición una posibilidad. Si después no quieren aprovecharla, es su responsabilidad". Meses después, Air Nostrum, filial de Iberia, se quedó con los permisos de vuelo de la desaparecida Air Truck. Actualmente vuela tres veces al día al norte de España. Desde su utilización civil, 16.000 viajeros han pasado por la base, que ha registrado unos 1.100 movimientos de aeronaves (tres al día).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 1998

Más información