Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEMANA DE LA MUJER

Fuenlabrada apuesta por teatro audaz y el ritmo de Amparanoia

Los actos con motivo del Día Internacional de la Mujer, el próximo día 8, tienen en Fuenlabrada (164.000 habitantes) un marcado acento escénico, con epílogo musical. La programación arranca hoy en la Casa de la Cultura (Honda, 28; 17.00; 300 pesetas) con Hay amores que hablan, un espectáculo de Albricias Teatro que mezcla voces de distintas poetisas sobre el tema inagotable del amor. Mañana, en el mismo escenario pero media hora más tarde, es el turno del grupo Dulce Veneno y su montaje La oficina. Pero quizá la apuesta más atractiva, por riesgo y audacia, es Coraggio, mia signora, un monólogo a cargo de Silvia Tortosa (sábado 7; sala Taperola; Brasil, 14; a las 19.00; 300 pesetas) en el que una mujer "profundamente decepcionada y esposa engañada decenas de veces" reflexiona sobre el ocaso de la vida. Como colofón, la cantante granadina Amparanoia, de 28 años, presenta la música fresca y sabrosa de su álbum El poder de Machín en la Casa de la Juventud (plaza del Poniente, s/n; a las 21.00; gratis).

Por otro lado, Alcalá ofrece hoy una tarde de cine en femenino, informa Arantxa García de Sola. Las guionistas Inés París y Daniela Fejerman (Todos los hombres sois iguales y El amor perjudica seriamente la salud) hablarán sobre Mujer y cine, la imagen que viene, en el centro de salud (Santiago, s/n; a las 18.00). Además se proyectará en el teatro Cervantes (Cervantes, s/n) el largometraje de Pilar Miró Tu nombre envenena mis sueños, (a las 1.8.30 y 21.00; 350 pesetas). En esta cinta trabaja Anabel Alonso, quien estos días pasea por la región Un día cualquiera, de Darío Fo y Franca Rame, la historia de una profesional de éxito, divorciada y sin hijos y acosada por la soledad urbana (teatro Cervantes, viernes y sábado, a las 20.30; desde 1.025 pesetas; y el domingo, en el José María Rodero de Torrejón; Londres, 5; a las 20.00; 600 pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 1998