Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV amenaza con romper el pacto si no hay más transferencias

El PNV no está dispuesto a asumir que el Gobierno de José María Aznar dé por concluidos los traspasos de competencias autonómicas. En un almuerzo improvisado de tres horas, celebrado ayer en La Moncloa, el presidente de los peneuvistas, Xabier Arzalluz, planteó al vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, un escenario rupturista en caso de que se confirmen los planes del Ejecutivo. El PNV se sentiría libre de compromiso en su apoyo parlamentario al PP.

Arzalluz salió algo optimista de su reunión con Álvarez Cascos, pero inmediatamente exigió una cita con Aznar. "Me tiene que decir si se mantienen abiertos los cauces de los traspasos o si se han acabado. Seguiremos apoyando si hay desarrollo estatutario, y si no, no", manifestó. La dirección del PNV decidió el lunes trasladar al Gobierno este aviso de ruptura. Para los peneuvistas, la confirmación de que en esta legislatura no habrá nuevos traspasos a Euskadi se interpretaría como un incumplimiento del pacto sobre el desarrollo del Estatuto vasco. El propio lehendakari, José Antonio Ardanza, calificó ayer de "grave" esta posibilidad y se preguntó incluso por qué el Parlamento vasco va a tener que respetar decisiones del Congreso si el Gobierno central pasa por encima de acuerdos tomados en Euskadi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de marzo de 1998

Más información

  • Arzalluz exige una entrevista con Aznar tras reunirse con Cascos