Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iturgaiz asegura que los terroristas "no van a engañar a los demócratas"

El presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, advirtió ayer en Vitoria a ETA y a "su brazo político" que "no van a engañar a los demócratas", aunque reiteró la generosidad de la sociedad si la banda terrorista abandona la violencia. Pero añadió que para que haya esta generosidad "no vale cualquier tregua" y "tienen que saber ETA y su brazo político, HB, que la firmeza del Gobierno va a ser constante en su política de Interior".

Iturgaiz propugna que se mantenga el "aislamiento político de HB acordado en la Mesa de Ajuria Enea tras el secuestro y asesinato del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco, ocurrido el pasado julio. "El aislamiento político tiene que demostrarse no un día ni una semana", subrayó, "sino que sus consecuencias tienen que ser duraderas mientras HB siga siendo el brazo político de ETA".

El presidente del Gobierno, José María Aznar, está "convencido de que si se produce un abandono definitivo de las armas [por parte de ETA], la sociedad española y el Estado sabrá ser generoso y sabrá adoptar medidas que nos sirven para mirar hacia el futuro y procurar que se superen cuestiones tan dolorosas del pasado".

Aznar dijo que "la política penitenciaria forma parte de la política antiterrorista". Según él, "no puede servir para dar bazas a HB ni a ETA".

Procurar que ETA no actúe

El portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, declaró a Efe Televisión que Aznar "dice lo que tiene que decir" en razón de su cargo cuando señala que un final dialogado del terrorismo está condicionado a que ETA abandone las armas. Según el diputado, se deben explorar las posibilidades del plan propuesto por el lehendakari José Antonio Ardanza, "tratando de que ETA no actúe porque no podemos actuar bajo el chantaje".Floren Aoiz, anterior portavoz de HB, ha reconocido que la ejecutiva a la que él perteneció se equivocó en la aplicación que hizo de la ponencia Oldartzen durante los dos años de vigencia, informa Genoveva Gastaminza. Pero Aoiz afirma que él y sus compañeros, antes de ingresar en prisión a fines del año pasado, ya orientaron la línea política que practica la nueva dirección de HB, por lo que la trayectoria más moderada y de colaboración con los sectores nacionalistas no significa una ruptura.

En un entrevista publicada ayer en Egin, el ex portavoz de HB preso en Pamplona insinúa que en los dos últimos años no desarrollaron suficientemente el aspecto de "construcción nacional" que se contiene en Oldartzen, según el cual HB debía haber tomado la iniciativa de acercarse a los partidos políticos y sectores nacionalistas para hacer trabajos conjuntos, en lugar de desarrollar sólo la política de desestabilización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de marzo de 1998