La frontera electoral de 1999

En una entrevista en el programa de televisión Los desayunos de RTVE el presidente de la Generalitat de Cataluña había insistido en su mensaje de que las legislaturas catalana y española estarán agotadas una vez que España haya entrado en la Unión Económica y Monetaria, el primero de enero de 1999. "Pero en la legislatura española yo no me meto. Aznar quiere llegar al año 2000. Pues bien, [que las elecciones sean] en el año 2000. Pero creo que a principios de 1999 estaremos en camino de agotar las posibilidades de estas legislaturas, la nuestra y la española", insistió el dirigente nacionalista catalán.

Jordi Pujol redobló sus mensajes de que sus planes de convocar las elecciones catalanas en febrero o marzo de 1999 pueden verse alterados. Citó como principal razón que Convergéncia i Unió se encuentre en el Parlamento catalán "ante un freno constante", ya que carece de mayoría absoluta. Esas trabas a la que aludía el presidente catalán sólo puede venir del Partido Popular. Una justificación que Pujol podría utilizar si quiere adelantar los comicios y dinamitar la candidatura del socialista Pasqual Maragall, un rival que podría hacerle sombra en las urnas por primera vez en mucho tiempo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS