Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos ex altos cargos, inhabilitados por prevaricación en el 'caso tragaperras'

Los delitos de prevaricación del caso de las tragaperras, vinculado a la trama Juan Guerra, no han prescrito y por tanto los dos ex altos cargos de la Junta condenados por este asunto están sentenciados a siete años de inhabilitación. La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla ha aclarado una resolución de la semana pasada en el que declaraba caducos todos los delitos por la concesión ilegal de licencias de máquinas recreativas. La sala ha dado la razón al fiscal jefe de Sevilla, Alfredo Flores, que alegó que la prevaricación fue perseguida en su momento en tiempo y forma.

En el auto de aclaración, conocido ayer, el tribunal reconoce que en la resolución que hizo pública la semana pasada cometió un "error material", que le llevó a dar por prescritos todos los delitos relacionados con este asunto, incluidos los de prevaricación por los que se inhabilitó a Manuel Cortés Ballesteros, ex director general del Juego de la Junta, y Francisco Morillo Vera, ex delegado de Gobernación de la Administración regional en Sevilla. Ambos ex altos cargos, junto con tres empresarios sevillanos, habían sido condenados por la citada sala y la sentencia fue confirmada el año pasado por el Tribunal Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de febrero de 1998