Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA ETA

El PP abandona el pleno de San Sebastián y acusa al alcalde socialista de "hacer el juego a HB"

La tregua entre los partidos del bloque democrático en sus discrepancias ante las provocaciones de HB y el entorno de ETA ha durado menos que nunca. Ayer, sólo tres días después del asesinato del concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y de su esposa, Ascensión García, los ediles populares de San Sebastián abandonaban el pleno del Ayuntamiento -en protesta porque Herri Batasuna exhibía fotos de presos de la banda terrorista- y arremetían contra el alcalde, el socialista Odón Elorza, por su "fata de autoridd" y por "hacer el juego a HB". Elorza no odenó la retirada de las fotos. El líder del PP en Euskadi, Carlos Iturgaiz, llegó a acusarle de "hacer más caso a HB que a los demócratas". "Su actuación ha sido desafortunada e intolerable. Tenía que haber respondido a una provocación tan humillante", dijo.

Desde el PSOE de inmediato salieron en defensa de Odón Elorza y reprocharon a los populares haber roto el pacto de no polemizar públicamente. El responsable de Comunicación de la ejecutiva federal, Alfredo Pérez Rubalcaba, declaró en rueda de prensa que se propone enviar a los dirigentes del PP en el País Vasco un ejemplar del Pacto de Ajuria Enea para ayudarles a distinguir las "claras" diferencias entre un demócrata y Herri Batasuna. A Rubalcaba se le informó en la conferencia de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva federal que el líder de los populares vascos, Carlos Iturgaiz, había criticado duramente a Elorza. Se le cambió el gesto. Aseguró que de inmediato iba a dirigirse al PP vasco. "Entre Odón Elorza y HB, claramente hay que apostar por el primero, y le pido a Iturgaiz que lo tenga en cuenta". Dicho eso, Rubalcaba volvió a pedir unidad y discreción. Simultáneamente, los socialistas vascos cerraban filas con Elorza, cuya actuación en el pleno respaldan totalmente. Cuando comenzó el pleno del ayuntamiento donostiarra, el alcalde pidió a HB que retirara la pancarta que había desplegado, en la que pedía amnistía para los terroristas de ETA condenados. Como no accedieron, el alcalde ordenó a la Policía Municipal que la retirara. La portavoz del PP, María José Usandizaga, reclamó asimismo que fueran retiradas las fotos de presos de ETA y la del concejal de HB Joseba Álvarez, juzgado por colaboración con banda armada, colocada en el sillón que éste solía ocupar hasta diciembre de 1997, cuando fue condenado por el Tribunal Supremo. La concejal exclamó indignada: "A mí me podrán pegar un tiro por la espalda, que es muy fácil, pero mientras estemos aquí no vamos a aguantar que se rían de nosotros".Usandizaga instó a los ediles de HB a visitar a su compañero Joseba Álvarez en la cárcel de Martutene si desean verle. "Nosotros no podremos volver a ver a algunos de nuestros compañeros porque ETA decidió que estuviesen enterrados en los cementerios de España", contrastó.

Elorza interrumpió el pleno y convocó a la junta de portavoces. En ella se mostró partidario de solicitar un informe jurídico que determine el respaldo legal que podría tener la decisión de retirar por la fuerza fotografías de presos de ETA, y se mostró a favor de plantear una estrategia común, no unilateral del ayuntamiento de San Sebastián, con otras corporaciones guipuzcoanas.

La reunión de la junta de portavoces, en la que no se llegó a un acuerdo, estuvo salpicada de momentos de tensión por la conversación que mantuvieron María José Usandizaga y el portavoz de HB, Joseba Permarch. Éste, a pesar de la petición de la portavoz popular, no quiso secundar el minuto de silencio por el edil popular asesinado el pasado viernes en Sevilla. "Es tan cínico como para ser capaz de decir que siente lo que nos está pasando y ser incapaz de condenar que ETA esté matando a mis compañeros de partido", se quejo Usandizaga.

Cuando en el pleno todos los grupos iniciaron un minuto de silencio en señal de duelo por el doble asesinato de Sevilla, los ediles de HB abandonaron la sala. Cuando regresaron, fueron los populares quienes anunciaron que se marchaban hasta que Odón Elorza aclare si va a permitir que se sigan exhibiendo en el pleno fotos de presos de ETA. A partir de ese momento se produjo una progresiva escalada verbal.

La portavoz popular, María José Usandizaga, manifestaba que Elorza "había preferido continuar el pleno con los concejales de HB y sus carteles que celebrarlo con los ediles del PP". El presidente del PP de Guipúzcoa, Ricardo Hueso, calificaba de "impresentable" y "vergonzosa para cualquier demócrata" su actitud. Y Carlos Iturgaiz emplazaba al líder de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, a recriminar a Elorza.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento, Ramón Etxezarreta, replicó que el PSOE entiende la tensión que viven los populares, "pero eso no les concede patente de corso para insultar, faltar a la verdad y manipular a la opinión pública". En su opinión, la reacción de los populares es "injusta", porque han convertido a Elorza "en protagonista de un problema que no sabe resolver el PP por su propia ineficacia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 1998

Más información

  • Los concejales de la coalición 'abertzale' exhibieron fotos de terroristas, que no fueron retiradas