Pujol admite que debió haber consultado al Partido Popular

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, reconoció ayer que fue un error no haber consultado con el PP antes de presentar CiU la proposición no de ley reclamando la rectificación del fiscal general de Estado, Jesús Cardenal, y el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, respecto a sus manifestaciones justificativas de los golpes militares en Argentina y Chile. "Las cosas", a veces, "se descontrolan, porque intervienen muchos factores", argumentó el presidente de la Generalitat como explicación de lo ocurrido. "Nos ha pasado a veces a nosotros y a ellos también. Aunque la intención sea buena, las cosas se descontrolan un poco", agregó.Pujol contestaba a las quejas del presidente del Gobierno, José María Aznar, reconociendo implícitamente que había hablado con él de la necesidad de que ni unos ni otros tomaran iniciativas unilaterales que pudieran herir la sensibilidad o los intereses del socio: "Hay cosas en la relación entre socios que deben consultarse antes. Lo hemos hablado con el PP en diversas ocasiones. Naturalmente, espero, y estoy convencido de ello, que esto no ocurrirá más en el futuro", declaró.

Más información
Aznar reprocha a CiU que actuará por su cuenta al pedir la comparecencia de Jesús Cardenal

El líder de CiU destacó que, pese a estos fallos de coordinación, la solución ofrecida por CiU con su iniciativa parlamentaria "es buena" tanto para el PP como para el Gobierno, porque clarifica el tema y la atmósfera política".

Mensajes igualmente tranquilizadores hacia el PP fueron lanzados por Xavier Trias, consejero de la Presidencia, y Joaquim Molins, portavoz parlamentario de CiU. Trias lamentó que el Gobierno no hubiera actuado con rapidez en el asunto de los fiscales, evitando la imagen de confrontación que se ha trasladado a la opinión pública, si bien se mostró comprensivo con el malestar del PP ante la iniciativa parlamentaria de CiU. Pero la relación con el PP es sólida y no piensan hurgar en el adelanto electoral, manifestó. Molins, por su parte, consideró "oportuna" la respuesta del PP a la proposición no de ley de CiU para que el fiscal general del Estado comparezca ante el Congreso para explicarse, siempre que esta comparecencia se produzca lo más pronto posible.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS