Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sectarios se despidieron "hasta el otro mundo"

Las investigaciones policiales comenzaron en diciembre pasado, después de que la Interpol y la policía alemana advirtieran de la posibilidad de que se estuviera preparando un rito de estas características en la isla de Tenerife. Este aviso, unido a las indagaciones que a lo largo de los últimos meses se han realizado en la isla en torno a las sectas destructivas, llevó a la localización del edificio y a la posterior intervención. No se descarta que alguna de las personas del grupo o sus familiares hayan colaborado en las investigaciones. De hecho, el subdelegado del Gobierno en Tenerife, Eliodoro Rodríguez, ha afirmado que algunos de los integrantes de la secta se despidieron de sus familias "hasta el otro mundo" cuando partieron hacia Tenerife.Hay muchos puntos oscuros sobre las sectas en general y sobre este caso en particular que las autoridades no quisieron o no pudieron desvelar ayer. Según algunas fuentes, en el piso donde la policía halló en la noche del miércoles al jueves a la líder de la secta había diversas sustancias líquidas que la policía debe ahora analizar. Los resultados del análisis pueden arrojar alguna luz sobre la forma en que pensaba suicidarse este grupo, cuya afiliación a la Orden del Templo se pone en duda.

Según Antoni Jaén, responsable del centro español de información sobre sectas, con base en Barcelona, este grupo descubierto en Canarias podría tener relación con dicha secta, pero también con la de la Puerta del Cielo o la de Isis.

"El escenario desplegado en Santa Cruz de Tenerife recuerda al suicidio colectivo de San Diego (Estados Unidos) en marzo de 1997 cuando varios seguidores de la secta Puerta del Cielo se suicidaron también para poder subir a bordo de una nave espacial", explicó ayer a France Press este especialista.

El periodista y escritor Pepe Rodríguez, que ha escrito siete libros sobre el fenómeno de las sectas, no cree que los seguidores de Heide Fittkau-Garthe tengan nada que ver con la Orden del Templo Solar, aunque no precisó a qué secta pueden pertenecer. Lo sucedido en Canarias, en cualquier caso, es para Rodríguez, según declaró a Efe, ''un ejemplo de que hay una dinámica en el mundo en la que las sectas cada vez tienen más incidencia". Este especialista destacó que ha aumentado el número de "adoradores de extraterrestres que hacen de ello una religión" y consideró, en este sentido, que el Teide es una zona ideal para creer y esperar la llegada de naves del exterior.

En España se calcula que hay unos 200.000 adeptos a sectas, pero aún no se ha producido ningún suicidio colectivo, aunque sí individuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998