Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo ataque de los rebeldes hutus provoca 52 muertos en Ruanda

Los ataques de la rebelión hutu tanto en Ruanda como en Burundi se multiplican, sin que los Ejércitos de los dos pequeños países centroafricanos, dominados por la minoritaria etnia tutsi, consigan restablecer la seguridad. La independiente Agencia Ruandesa de Información dio cuenta' ayer de que en el ataque desencadenado el pasado martes por rebeldes hutus en el poblado de Nyakabanda, enclavado en la prefectura de Gitarama, al noroeste del país, murieron al menos 52 personas.Con estos datos, ascienden a 64 las personas que perdieron la vida en el noroeste de Ruanda entre el lunes y martes pasados. Mientras que las patrullas de unidades militares son constantes durante el día en toda la región norooccidental ruandesa, y sobre todo en la frontera con la República Democrática de Congo (antiguo Zaire), la noche es de los rebeldes, que combaten junto a antiguos soldados del fallecido dictador Mobutu Sese Seko. Los rebeldes cuentan con corredores seguros y encuentran apoyo entre sectores de la población, bien a causa de amenazas 0 por simpatía con su Causa, según diplomáticos en Kigali, la capital ruandesa, donde cada vez es más palpable el temor a un agravamiento de la situación general del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998