Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Unabomber" intenta suicidarse en su celda para mostrar que no está loco

, Theodore Kaczynski, el ermitaño norteamericano acusado de ser el terrorista en serie Unabomber, intentó suicidarse ayer en una celda de los juzgados de Sacramento (Califomia) como protesta por el intento de sus abogados de presentarle como un perturbado mental. Kaczyrtski empleó sus, calzoncillos, que desgarró en tiras con las que confeccionó una especie de horca. El intento se saldó con unos rasguños en el cuello.

Aunque la policía de Sacramento informó del incidente por la noche, el intento de suicidio se produjo de madrugada, antes del comienzo de la primera sesión del juicio contra el hombre acusado de enviar a lo largo de tres lustros 16 cartas y paquetes bomba a otros tantos científicos y empresarios de EE UU. Esos atentados provocaron tres muertes y 26 heridos.

La sesión inicial del juicio había sido retrasada después de que, el lunes, Unabomber expresara al juez su deseo de cambiar de abogados. Unabomber, que se considera un combatiente contra los males de "la deshumanizada civilización posindustrial", quiere recusar a los letrados Quin Denvir y Judy Clarke, que intentan evitarle una condena a muerte presentándolo como un caso de esquizofrenia paranoide. Por el contrario, él quiere que su defensa emplee argumentos políticos e ideológicos.

El juez consideró el miércoles que ya era muy tarde para cambiar de equipo legal y le condenó a mantener a Denvir y Clarke. El magistrado autorizó además a la defensa a presentar testigos, entre ellos su madre y su hermano, que hablen sobre su vida y pongan en duda su equilibrio mental. Kaczynski, de 57 años, es un profesor de Matemáticas que se retiró hace cinco años a las montañas de Montana para llevar una vida natural y luchar mediante el envío de explosivos contra la civilización posindustrial.

En la sesión de ayer, el juez terminó aceptando la posibilidad de concederle a Kaczynski el derecho a defenderse a sí mismo, pero puso como condición que se someta a una prueba psiquiátrica para determinar si está en condiciones de hacerlo. El acusado, que se negaba a aceptar ese tipo de exámenes, dio su aprobación si ello puede permitirle conducir su defensa.

A la espera de ver cuándo y cómo se reanuda el juicio, Unabomber fue instalado anoche en una celda controlada 24 horas al día por un circuito cerrado de televisión. Hasta ayer y desde su detención, en abril de 1996, Kaczyrtski había sido, según Lou Blanas, sheriff de Sacramento, ''un preso rnodelo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998

Más información

  • El juicio del terrorista en serie comenzó ayer