El gobernador de Chiapas dimite por no haber impedido la matanza de Acteal

, La crisis política mexicana se cobró ayer su segunda víctima de importancia. Incapaz de soportar la gigantesca presión por su responsabilidad en el clima de violencia en el que se produjo la matanza de Acteal, el gobernador de Chiapas, Julio César Ruiz Ferro, decidió abandonar el Cargo. Ruiz, miembro del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) del presidente Ernesto Zedillo, renunció tres semanas después de que pistoleros vinculados, a su partido acabaran a tiros con 45 indígenas, 39 de ellos mujeres y niños. No tuvo ni la prerrogativa de anunciarlo: el nuevo ministro del Interior, Francisco Labastida, lo hizo por él en una entrevista radiofónica.Labastida negó en la radio que Zedillo o el Gobierno federal tuvieran algo que ver con la dimisión de Ruiz Ferro, quien basó su renuncia "en razones personales". Tras el horror de los asesinatos de Acteal, Ruiz Ferro insistió, imperturbable, en que seguiría como gobernador.

Pero tras la caída el sábado pasado del anterior secretario de Gobernación (ministro del Interior), Emilio Chuayffet, pocos dudaban de que el gobernador seguiría. el mismo camino. Tanto la oposición como organizaciones de derechos humanos culpan a ambos políticos del clima de violencia e impunidad en Chiapas.

La oposición, especialmente el centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), segunda fuerza parlamentaria, consigue así dos de sus exigencias: las cabezas de Chuayffet y de Ruiz Ferro.

El primero, desde su cargo de ministro del Interior, usó todo tipo de triquiñuelas (según denuncias de la oposición y de los negociadores) para hacer fracasar las conversaciones de paz con los zapatistas y lo consiguió: el diálogo permanecía estancado desde septiembre de 1996. Centroizquierdistas y diócesis de San Cristóbal de las Casas coinciden en que Ruiz Ferro miró siempre hacia otra parte mientras caciques y jefes locales del PRI incrementaban su guerra sucia contra simpatizantes del EZLN, causando centenares de muertos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS