Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni anda ni puede andar

Una firma española fabricará en 1999 muñecos minusválidos como los que se ofrecen ya en Internet

Las hay ciegas, sordas, mancas, cojas, en silla de ruedas, con síndrome de Down, enanismo, osteoporosis, incluso con traqueotomía. Bajo el lema people of every stripe! (algo así como "gente de toda clase y multicolor"), más de 15 muñecas con deficiencias físicas y psíquicas aparecen en el monitor del ordenador al teclear la dirección http://www.teleport.com/ Äpeople/ en Internet. Un pequeño texto introduce el catálogo: "Nuestras muñecas son adorables y educativas"."Las muñecas con discapacidades pueden hacer entender al niño que existen niños así y que también se puede jugar con ellos", dice María Costa, directora del departamento de Pedagogía del Instituto Tecnológico del Juguete. Y agrega: "La imagen que dan actualmente las muñecas que vemos en las jugueterías y por televisión representa a una familia media, en la que todos son guapos y no tienen ni problemas físicos ni mentales. La propuesta de estas muñecas rompecon una idea falsa de la realidad. Son un elemento representativo de lo que hay en la calle".

Unas tienen una pierna o un brazo mutilado, y andan con muletas o con una prótesis; otras se agarran a un andador, y las que sufren de cataratas se dejan guiar por un bastón de ciegos. Dos audífonos de tela rosa -uno en cada oreja- decoran la cabeza de los muñecos con problemas auditivos "La propia sociedad ha escondido la existencia de personas con discapacidades", comenta Costa, "una integración en el mundo de los adultos supondría también una integración en el de los juguetes".

Una empresa española del sector del juguete trabaja desde hace dos años en la posible fabricación de este tipo de muñecas. La idea surgió a partir de un catálogo de juegos estadounidense. "Ahora estamos en el proyecto. Pero no es tan fácil. La dificultad radica en crear unas muñecas que resulten atractivas a los niños independientemente de la discapacidad", indica Marcelino Huertas, director general de Famosa. Y especifíca: "No podemos hacer un producto que cree el mismo rechazo que existe en la sociedad. Tampoco queremos fabricar muñecas discapacitadas para niños discapacitados, sino hacer un mensaje que cale. Intentar que la sociedad se vaya acostumbrando a ver la realidad".

La integración será escalonada. El año que viene se integrarán niños discapacitados en los catálogos de Famosa y, según lo previsto, en 1999 aparecerá la primera entrega.

"No nos interesa el aspecto comercial de la propuesta. Lo que queremos es ser capaces de hacer que los niños elijan estos muñecos como compañeros de juegos sin ningún tipo de dejación o burla", cuenta Huertas.

Las muñecas de People of every stripe! son de trapo, pintadas y cosidas a mano, y proceden de Estados Unidos. "Una empresa norteamericana fue la pionera en trabajar con este tipo de productos en 1987, explica María Costas. Y agrega: "En países como Estados Unidos o Inglaterra es frecuente la utilización de estas muñecas como material educativo en las escuelas. Son figuras que no discriminan a nadie, sino al contrario, ayudan a la integración".

Por el momento, la única muñeca de estas características que se vende en España es Becky. Tiene el mismo aspecto que una Barbie, utiliza la misma ropa, pero está sentada en una silla de ruedas.

"El objetivo es lograr la integración total de este tipo de muñecas; y es una apuesta que vamos a seguir potenciando de cara al año que viene", señala el director comercial de Toy R'US, Ángel Barberá, empresa en el sector del juguete que posee la venta en exclusiva de Becky. Desde el inicio de su comercialización -el día 3 de noviembre- hasta ahora se ha vendido en toda España un total de 300 unidades. "Las ventas han ido en línea con un producto anónimo al que no se ha dedicado ningún tipo de publicidad", comenta Barberá; "ha cumplido las expectativas".

Según un directivo del departamento de Compras de unos grandes almacenes españoles, en ese establecimiento no se venden muñecas con minusvalías porque ningún fabricante nacional se las ha presentado. "No conocemos este tipo de muñecas", indicó.

Desde la Fundación ONCE aseguran que no ven ningún tipo de problema en estas muñecas, y que su mensaje va en favor de la normalización de las personas con minusvalía.

Zapatos con alza, andadores, prótesis de brazos y piernas, muletas, sillas de ruedas y sondas son algunos de los accesorios que complementan el catálogo de las muñecas discapacitadas que aparecen en Internet. Incluso una de las páginas recomienda la compra de un libro para aprender el lenguaje por señas y jugar con las muñecas sordas.

"Este tipo de juguete no tiene nada que ver con el muñeco maltratado del año pasado", señala María Costa al recordar la imagen de un niño golpeado, que fue retirada inmediatamente del mercado tras la denuncia de una madre.

"Ninguna es exactamente igual a la otra, por lo que cada una de ellas parece tener vida propia", explica el texto de Internet. Testimonios de padres y profesores describen la utilidad educativa de este juguete. "Que se vendan o no estos muñecos dependede la visión educativa de los padres", dice Costa. "Yo creo que no pasa nada por que un niño juegue con un muñeco que va en silla de ruedas y que de repente se levante, como su fuera un milagro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de diciembre de 1997