Crítica:ÓPERACrítica
i

América, América

No habían pasado 24 horas desde la presentación de una nueva revisión de West side story en Madrid, cuando el Teatro Real ha iniciado sus funciones madrileñas de Porgy and Bess. Berstein-Gershwin: la memoria musical americana del siglo se instala entre nosotros (¿rejuveneciéndonos?) en dos montajes que poseen en común un planteamiento de fidelidad hacia los originales.La Ópera de Houston ha traído a Madrid un espectáculo tradicional, con la nostalgia de la luz de agosto faulkneriana y con el encanto de un estilo en que las melodías se encadenan y el ritmo a veces invita al movimiento corporal. Los coros, los personajes, destilan verdad por todos sus poros y la convencional escenografía roza a veces lo didáctico en su afán realista. El engranaje escénico funciona a las mil maravillas dentro de estos criterios conservadores. Parece todo visto con anterioridad, pero está tan bien hecho que gratifica.

Porgy and Bess

De Gershwin. Producción de la Ópera de Houston. Con Willard White y Cynthia Haymon. Orquesta Sinfónica de Madrid. Director musical: Chris Nance. Teatro Real, 19 de diciembre.

W. White encamó a Porgy con una humanidad conmovedora: sin los lamentos del pobre negro marginado; más bien en la perspectiva de un ser humano que sufre. La nobleza de su canto, la pureza del timbre, el dramatismo interpretativo desde la voz, sobresalieron dentro de un conjunto vocal y teatral homogéneo que conoce a la perfección sus papeles y el montaje.

La Sinfónica de Madrid hizo lo que pudo para integrarse en este mecanismo de relojería, e, incluso en algunos pasajes lo consiguió. En otros su expresión fue contenida y quizá adoleció de un chispazo de fantasía. La labor de conjunto, marcó la representación. La ópera popular por excelencia del siglo XX destila una cultura americana interiorizada y asimilada en Europa como propia. De ahí la emoción inmediata con que sacude al inconsciente. Algún sector de espectadores se enganchó con el espectáculo; otro sector seguramente pensó que qué cosas tan raras están poniendo en el Real esta primera temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de diciembre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50